Lo que significa ser finalista del Premio Gabo 2018

Los 12 finalistas del Premio Gabo 2018

Los finalistas del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2018 tienen claro lo que representa estar a un paso de convertirse en los ganadores de este galardón que reconoce lo mejor del periodismo iberoamericano, en la búsqueda constante de la excelencia, la ética y la innovación.

En la ceremonia de premiación, que se llevará a cabo el 4 de octubre durante el Festival Gabo, actividad que hace parte de la programación que consta de 75 actividades, se conocerán los cuatro ganadores.

Categoría Texto

Joseph Zárate viajó a la amazonía norte del Perú para conocer lo que había pasado con una comunidad awajún durante el derrame de 500 mil litros de petróleo al río en enero de 2016. Conocer el impacto que había causado lo impulsó a escribir Un niño manchado de petróleo, publicado en la Revista 5W, historia que es finalista de la categoría Texto del Premio Gabo 2018. Para él estar en esta instancia “es una alegría, una responsabilidad y también una gran oportunidad. Es una gran ventana a través de la cual muchísima gente va a poder conocer esas historias que suceden muy lejos de las ciudades para que puedan conectar con esas historias al menos por una vez. Creo que está en nosotros los periodistas poder aprovechar esa ventana”.

Entre tanto, el equipo de diez periodistas venezolanos que realizó el trabajo Son presos políticos, nosotros también, en el que cuentan el drama de las familias y de las personas que “corrieron con la mala suerte de estar en el lugar equivocado y terminaron en prisión: se convirtieron en presos políticos comunes”, publicado en La vida de nos, señala que estar en la final “constituye el más preciado sueño de un periodista latinoamericano. En esta ocasión, que hayan considerado nuestro trabajo nos llena de orgullo y nos permite creer que hemos elegido el camino correcto al decidir contar historias sobre la Venezuela de estos tiempos”.

Carlos Martínez fue seleccionado como finalista, por el jurado de tercera ronda, por el trabajo que realizó sobre un grupo de pandilleros que en prisión se convertían a la religión evangélica. Su trabajo La revolución de las ovejas, publicado en El Faro, lo llevó a ser finalista del Premio, hecho que él define como “un reconocimiento particularmente entrañable”.

“Ser finalista es un bálsamo, es una palmada en la espalda que te hace sentir que lo que haces tiene sentido, que la manera en la que has decidido hacer periodismo y ser periodista no está tan mal, y que vas por el camino correcto. De manera que es un ejercicio de aliento, es agua, es un respiro más que agradable y es esa sensación que te queda después de una buena palmada en la espalda”.

Categoría Imagen

Adriana Zehbrauskas pasó un mes en la Casa Xochiquetzal, un albergue para trabajadoras sexuales de la tercera edad, compartiendo con un grupo de 16 mujeres para tratar de documentar sus vidas, para “conocer cuáles son sus sueños, sus temores”. Sus fotografías ilustran la historia Un albergue en Ciudad de México para mujeres, publicada en The New York Times. “Ser finalista del Premio Gabo es una emoción enorme, es un honor”, dice la fotógrafa brasileña. “La Fundación Gabriel García Márquez hace un trabajo fundamental para el periodismo iberoamericano. Ser finalista de este premio quiere decir que el trabajo va a estar en la mirada de muchos. Es ser parte de un grupo de periodistas que a lo largo de los años han hecho trabajos muy importantes para Iberoamérica. Quiere decir que ya gané un premio”.

Por su parte, Isabella Bernal afirma que el equipo de ¡PACIFISTA!, finalista del Premio Gabo por El Naya: la ruta oculta de la cocaína, está muy feliz “porque consideramos que es el premio de periodismo más importante de Latinoamérica y porque sentimos que es reconocimiento muy importante para el esfuerzo que hicimos”. Duraron aproximadamente un año en el proceso de investigación de su trabajo, hicieron varios viajes a la región del Cauca para ganarse la confianza de sus fuentes y estuvieron una semana en el recorrido para mostrar la ruta de la droga, expuestos a los riesgos propios de este tipo de reporterías.

El trabajo de Leonardo Vaca muestra el retrato de las mujeres que durante la manifestación ‘Ni una menos’, en la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, Argentina, gritaban a una sola voz contra la violencia machista. Memoria, verdad y justicia para las pibas, publicado en la Revista Anfibia, hace parte de los finalistas de la sexta edición del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo. “Esto es un honor enorme. Recuerdo de joven leyendo sus relatos: Relato de un náufrago, Cien años de soledad, El coronel no tiene quien le escriba; más de grande, ya periodista, leyendo Noticia de un secuestro… siempre su forma de narrar tan maravillosa, tan profunda y humanista. Estoy agradecido por ello y por el honor de estar en este momento haciendo periodismo y arte”, comenta Vaca.

Categoría Cobertura

Ginna Morelo, editora de la unidad de datos de El Tiempo, trabajó con un equipo de la casa periodística en conjunto con Efecto Cocuyo, de Venezuela, para contar lo que está ocurriendo con los migrantes venezolanos. Venezuela a la Fuga muestra el dolor de la separación y a lo que se enfrentan los migrantes en estos nuevos países. Este trabajo colaborativo es finalista del Premio Gabo y para ella esto es “un bonito reconocimiento a un trabajo hecho con responsabilidad que cubre un momento histórico en la región, es un orgullo para este equipo transnacional que cree en el periodismo colectivo, y en lo personal me situó en un momento muy hermoso de mi vida cuando asistí al primer taller de la FNPI sobre reportaje con el maestro Germán Castro Caicedo. Aquí seguimos trabajando”.

La cobertura Estafa Maestra es una investigación exhaustiva para comprobar que en México había un sistema de corrupción con dineros del gobierno federal. Para sus autores ser finalistas “es una gran satisfacción y un orgullo, pero también es el reconocimiento al trabajo de la investigación que se hizo de manera conjunta entre Mexicanos Contra la Corrupción y Animal Político. También sirve para dar a conocer que en México cuando se apuesta por el periodismo serio, plural, de investigación libre e independiente salen buenos resultados. En el país se están haciendo muy buenos reportajes de investigación pero necesitamos esto, seguir haciendo trabajos de colaboración, independiente. esta nominación es un gran broche al trabajo que hacemos”.

De migrantes a refugiados: el nuevo drama centroamericano es una cobertura que cuenta las historias de los migrantes centroamericanos que ya no buscaban ir a Estados Unidos, sino que lo que buscan huir de sus países a como dé lugar para salvar sus vidas. Este trabajo, publicado en Univision y El Faro está en la carrera por ganarse el Premio Gabo y ellos consideran que “es un honor haber sido elegidos como finalistas del premio donde compiten los mejores trabajos del periodismo iberoamericano cada año. Además es muy especial para nosotros porque este proyecto nació justamente en el Festival Gabo 2016, fue el Festival el que nos juntó a las dos redacciones, de El Faro y Univision, y ahí fue que empezamos a planear, en el Jardín Botánico de Medellín, este proyecto que resulta finalista del Premio”.

Categoría Innovación

El equipo de AFP Brasil, que realizó Balas perdidas, es finalista en la categoría Innovación del Premio Gabo. Su trabajo aborda un tema bastante conocido en Brasil: las muertes accidentales durante balaceras en los barrios, sin limitarse a las estadísticas crudas ni tampoco apelando al sensacionalismo, sino con un tratamiento humano de las historias de las víctimas, complementadas con mapas interactivos e infografías.

Ellos consideran que ser finalistas es “un reconocimiento muy por encima de lo que pensamos que alcanzaríamos en algún momento. No sólo por el premio, sino también por el nombre que el premio lleva, de semejante autor que también era periodista, no solo escritor; por el valor que ese premio para el periodismo latinoamericano y mundial”.

“Solo se puede agradecer y sentir que estamos en el camino correcto. Reportajes de ese tipo, que llevan su tiempo desde la idea, la toma de contactos, la producción —fueron casi dos años—, no deben ser abandonados, tenemos que seguir haciéndolos, porque obtienen reconocimiento, son valorados”, expresaron.

Los desterrados del Chaco es un trabajo innovador porque muestra uno de los posibles caminos hacia donde puede ir el periodismo actual: cómo, con un recurso como el scrollytelling, se fortalece la narrativa de una historia periodística, se actúa a favor de la estética en un trabajo seductor presentado con mucho rigor y se demuestra la capacidad del periodismo para explicar un hecho complejo de una forma muy sencilla.

Para el equipo de El Surtidor este es “un enorme reconocimiento al compromiso y al trabajo sostenido y también significa sacar una información que nos desespera es, sacar una denuncia a la región y al mundo sobre lo que está ocurriendo en El Chaco. Esto nos hace sentir menos solos y menos locos también. Es un grito de denuncia que queremos que se expanda, que queremos amplificar”.

El equipo de Verne llegó a la final de la sexta edición del Premio Gabo con el trabajo 28 días: 28 historias para acabar con los tabúes de la regla, una historia que abre las ventanas de un tema tabú (la menstruación) de una forma creativa, sutil y llena de ironía. La novedad está no tanto en el planteamiento tecnológico o en el diseño, sino en la manera sencilla en que normaliza una experiencia femenina de la que casi no se habla y con rigor presta un servicio público.

Para ellos este reconocimiento “sirve para darnos cuenta de que sí que hemos podido hacer algo de lo que nos habíamos propuesto con este proyecto: participar en la conversación y poner el tema encima de la mesa, conseguir que se hable de ello públicamente porque es un tema de salud, pero también es un tema de cultura, y que seamos finalistas nos permite tener esa visibilidad, es romper un poco esos tabúes en torno a la menstruación”.

Lo que reciben los finalistas y ganadores

Cada finalista recibirá 6 millones de pesos colombianos y un diploma por su destacada participación. Por su parte, los ganadores recibirán 33 millones de pesos colombianos, un diploma que los acredita como ganadores y un ejemplar de la obra Gabriel, del artista colombiano Antonio Caro.

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación, el rigor en el tratamiento de los hechos y la coherencia ética en el periodismo. Está inspirado en los ideales y la obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia. El Premio y el Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos SURA y Bancolombia con sus filiales en América Latina.

Hecho con por