PREMIO Y FESTIVAL GABO 2017

Postula al Premio Gabo 2017
Convocatoria abierta hasta el 17 de mayo


1200px_webpremiogabo_2017_convocatoriabierta-1-1200x1010.png

4 Marzo, 2017

Las categorías del concurso son Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.

Las inscripciones a la quinta edición del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo ya están abiertas. Este galardón, que reconoce las mejores historias de Iberoamérica, es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación. 

Postúlate aquí.

Tras el cierre de la convocatoria, tres rondas de jurados conformadas por periodistas internacionales de amplia trayectoria se encargarán de revisar y evaluar los trabajos para escoger 10 nominados, tres finalistas y un ganador por cada categoría.

El objetivo del Premio

El Premio Gabriel García Márquez de Periodismo se convoca con la finalidad de reconocer e incentivar, en una época de profundos cambios en el periodismo, la búsqueda de la excelencia, la innovación, el rigor en el tratamiento de los hechos y la coherencia ética por parte de los periodistas que trabajan y publican de manera regular en los idiomas español y portugués para el público de América, España y Portugal.

Según el director general de la FNPI, Jaime Abello Banfi, el Premio “busca crear una comunidad de aprendizaje para intercambiar experiencias periodísticas de calidad, innovadoras y con coherencia ética”.

Lo que reciben los ganadores

Cada uno de los ganadores del Premio Gabo recibirá 33 millones de pesos colombianos, un ejemplar de la escultura Gabriel, de la autoría de Antonio Caro; y un viaje con todo pago a Medellín para asistir al Festival Gabriel García Márquez de Periodismo, que del 28 al 30 de septiembre congregará a decenas de periodistas internacionales en charlas, talleres y exposiciones abiertas al público.

El Consejo Rector del Premio está conformado por Mónica González, Rosental Alves, Jon Lee Anderson, Martín Caparrós, Carlos Fernando Chamorro, Germán Rey, Jean Francois Fogel, Sergio Ramírez, María Teresa Ronderos y Héctor Feliciano.

Además de estas categorías de concurso, el Premio Gabo cuenta con dos reconocimientos: a la Excelencia (que escoge el Consejo Rector del Premio) y Clemente Manuel Zabala a un editor colombiano ejemplar (escogido por un panel de expertos).

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI-, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación, el rigor en el tratamiento de los hechos y la coherencia ética en el periodismo, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia. El Premio y el Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina.

29966914861_bb9cfdbbd1_z.jpg

4 Noviembre, 2016

 

Medellín, 1 de octubre de 2016

Introducción

El taller El Sueño de empezar una iniciativa periodística, dictado por la periodista colombiana María Teresa Ronderos, hizo parte de la programación de la cuarta edición del Festival Gabriel García Márquez de Periodismo, que se celebró en Medellín del 29 de septiembre al 1 de octubre de 2016.

Durante cinco horas, Ronderos -directora del Programa de periodismo independiente de la Open Society Foundations-  compartió con unos 50 periodistas latinoamericanos los pasos iniciales que deben dar para materializar sus proyectos periodísticos o para consolidar aquellos que recién han lanzado. Toda una jornada de tips para pasar del papel a la realidad.

El taller comenzó con un ejercicio de presentación de los participantes y con una reflexión individual sobre los hechos periodísticos que, según ese grupo, más sobresalieron en el oficio los últimos cinco años. Todas esas reflexiones, anotadas en post its, se convirtieron en una fotografía de las tendencias periodísticas del último lustro.

El taller continuó con una exposición de la tallerista sobre los efectos de la cultura digital en la industria mediática, las características del buen periodismo y lo que todo periodista emprendedor debe tener claro para concretar una idea, con especial énfasis en lo que se quiere contar y el público al que quiere dirigirse.

Durante media hora, 10 participantes presentaron sus iniciativas periodísticas, algunas todavía en proyecto y otras con algunos meses de vida. Posteriormente, esas ideas fueron sometidas a votación y alrededor de las seis más populares se crearon seis grupos. Los miembros de cada mesa trabajaron en las características básicas que le dan personalidad a un medio: qué historias cuenta, en qué formatos lo hace, cuál es su audiencia, cómo se distribuyen los contenidos y de qué manera genera ingresos.

Los dos equipos de trabajo con más votos fueron premiados por la tallerista con dulces típicos de Inglaterra que trajo a Medellín.

Palabras clave: emprendimiento, proyecto periodístico, audiencias, distribución de contenidos, plan de negocios.

Los más sobresaliente del último lustro

Después de presentarse entre sí, los participantes del taller reflexionaron durante 10 minutos sobre los hechos que más impactaron su formación y ejercicio profesional los últimos cinco años. Para hacerlo la tallerista les dio algunas pistas: una investigación periodística que les ayudó a mejorar su técnicas reporteriles, la creación de algún medio cuya narrativa deja en ellos huella cada vez que lo leen o la incorporación de alguna herramienta o programa informático a su cotidianidad periodística.

La organización de esas reflexiones, escritas en post it, mostraron que los nuevos medios digitales y las obras de cronistas latinoamericanos impactaron a este grupo:

  1. Nuevas agendas y otras narrativas: en los post it se destacó la creación de medios nativos digitales que le apuestan a agendas noticiosas y formatos de narración distintos a los de los medios tradicionales, como La Silla Vacía, en Colombia, y Efecto Cocuyo, en Venezuela.
  2. La crónica latinoamericana: los periodistas también destacaron investigaciones sobre la violencia en Colombia y la obra de cronistas como la argentina Leila Guerriero.
  3. Nuevas herramientas digitales: una tercera tendencia fue el uso de programas para análisis y visualización de datos, como Excel, Tableau y Open Refine. Estos, según reflexionaron algunos participantes, mejoraron su faceta de reportero.

Consolidación y fragmentación en la era digital

Antes de comenzar a explicarles a los participantes los pasos iniciales para moldear sus ideas periodísticas, Ronderos contextualizó al grupo sobre las nuevas características del ecosistema periodístico por cuenta de la irrupción de la tecnología. Es así como el acceso masivo a internet ha generado dos conceptos opuestos que avanzan simultáneamente: la consolidación y la fragmentación.

Apoyándose en una animación de tres minutos, realizada por el periodista brasilero y e investigador visitante de la Escuela de Periodismo de Columbia en Nueva York  Ricardo Gandour, la tallerista mostró cómo las sociedades se fragmentan cada vez más. Esto por  la posibilidad que la tecnología le brinda al usuario de solamente leer los textos que refuerzan sus puntos de vista y dejar de lado aquellos que contradicen sus opiniones.

La fragmentación se refuerza todavía más con la publicación de contenidos por parte de cualquier ciudadano con acceso a internet y que no siempre se sustenta con hechos. Por el contrario, muchos de los datos que circulan en la red surgen de rumores convertidos en verdades debido a su continua difusión. Esta práctica causa polarización, baja la calidad del debate público y desdibuja la línea divisoria entre opinión e información. Especialmente, en una época en la que la industria periodística atraviesa reducciones de personal calificado para verificar la información.

Otra consecuencia de la fragmentación es la aparición de medios periodísticos más pequeños, bajo la etiqueta de periodismo sin ánimo de lucro. Muchos de ellos llegan a ser percibidos como organizaciones que hacen activismo o lobby, y en los que no es clara la frontera entre periodismo y entretenimiento, periodismo y activismo, periodismo y publicidad, y opinión e información.

La otra tendencia del nuevo ecosistema periodístico es la consolidación, que consiste en el fortalecimiento de conglomerados informativos. Es decir, medios financieramente más sólidos, pero que pertenecen a unos cuantos grupos económicos. La principal consecuencia de esta realidad es la uniformidad, en términos editoriales, de las publicaciones.

Ante la fragmentación y la consolidación, la pieza audiovisual hace un llamado a las escuelas de periodismo para formar profesionales que sigan haciendo del periodismo ese pilar que garantiza la libertad de expresión y la democracia.

Aterrizando el sueño en un pitch

Teniendo claras las características del ecosistema mediático, los periodistas comenzaron a trabajar en sus pitches.

El pitch, que literalmente traduce lanzamiento, es un resumen conciso de un proyecto. Según la leyenda urbana, el concepto de pitch asociado a los medios proviene de Hollywood. Supuestamente, los guionistas contaban con menos de 45 segundos, que es el tiempo promedio dentro de un ascensor, para venderles sus libretos a los productores con los que se encontraban allí.

Ronderos les dio a los participantes 10 minutos para armar los pitches, partiendo de las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué su idea los apasiona periodísticamente?
  • ¿Qué les “encarreta”?
  • ¿A quiénes les hace falta saber las historias que ustedes quieren producir/contar?
  • ¿Por qué es indispensable que esa audiencia sepa lo que usted les quiere contar?

Después, 10 voluntarios sustentaron sus pitches ante el auditorio durante tres minutos cada uno.

Proyectos para rastrear la corrupción estatal, sobre crónicas periodísticas o sobre la cultura de las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia, fueron algunas de las iniciativas presentadas. Esos pitches fueron escritos en papelógrafos para que el resto de participantes pudiera leerlos y votar por las ideas que más les atraían.

Seis ideas se quedaron con el mayor número de votos y alrededor de ellas se crearon seis grupos de trabajo. Cada mesa debía concretar las características iniciales de esos potenciales medios, según las indicaciones que Ronderos estaba por dar.

Moldeando una idea periodística

Para comenzar a convertir los pitches en medios periodísticos, Ronderos compartió una receta en la que ha estado trabajando recientemente:

Calidad periodística + Conectarse al mundo + CHEDI

  1. La calidad periodística: en palabras de Ronderos, los emprendedores periodísticos no deben olvidar que el primer paso para iniciar cualquier proyecto es tener claro qué es el periodismo de calidad.

Para ella, la calidad periodística tiene cuatro características esenciales:

  • Cuenta lo que está pasando y por qué. El periodismo no puede quedarse solamente hablando de lo qué está pasando. Debe ir más allá y contar las causas y consecuencias de los hechos que están ocurriendo.
  • Verifica y otra vez verifica. Ronderos recordó que la verdad es una composición de fuentes y exaltó iniciativas como el medio argentino Chequeado, que le hace seguimiento a los discursos de los poderosos para contarle a la gente si mienten o no.
  • Domina las herramientas del oficio. La primera herramienta que debe usarse bien es el lenguaje. Y para aprender a hablar y escribir un buen español, Ronderos recomendó los libros del periodista español Álex Grijelmo, porque con una narrativa sencilla y llena de ejemplos enseña a emplear mejor la lengua de Cervantes.

Dominar las herramientas del oficio también incluye el buen manejo de la imagen y del sonido. Y en cuanto a las técnicas de investigación y reportería, Ronderos les recomendó a los participantes visitar con frecuencia el sitio web de la Red Global de Periodismo de Investigación (Gijn, por sus siglas en inglés).

  • Finalmente, el periodismo de calidad hace algo bello, emocionante, conmovedor, impresionante e inolvidable.
  1. Conectarse al mundo: Otra de las características que debe tener una idea periodística es estar en sintonía con una tendencia o un tipo de narrativa. Para ello, la tallerista puso como ejemplos a medios que se han especializado en fact-checking (Chequeado en Argentina ) o periodismo de datos (El Deber en Bolivia)
  1. Chedi: Y el tercer ingrediente de la receta que María Teresa Ronderos propone es el resultado de una fórmula que ella ha bautizado como Chedi, es decir:
  • Contar Historias
  • Encarrete
  • Distribución
  • Ingresos
  • Contar historias: Ronderos les recordó a los participantes que el buen periodismo se esmera por contar historias y para mostrar cómo se hace evocó los trabajos periodísticos de los finalistas del Premio Gabo 2016. Entre ellos,  Soy el número 16, de un equipo mexicano liderado por Rafael Pineda.
  • Encarrete: esta cualidad no es más que el tono y el foco adecuado para seducir a la audiencia y hacer que lea una historia. Literalmente, dejarlos encarretados con lo que están leyendo, escuchando o viendo. Ese es un gran reto, dijo Ronderos. Y para mostrar cómo nuevos medios están encarretando a sus lectores, la maestra presentó dos ejemplos.
    • Uuyalo- Desh Paradesh, de Nepal, que es un medio para los trabajadores migrantes en ese país.
    • Bellingcat, que está hecho por y para los ciudadanos periodistas investigativos.
  • Distribución: Ronderos insistió en la necesidad de crear toda una estrategia de distribución que involucre a las redes sociales para que una historia pueda llegar a tener mayor alcance. Dos ejemplos que muestran ese poder de las redes y del trabajo colaborativo son:
    • La alianza de periodistas de Sudán para contar el conflicto generado por los enfrentamientos entre el Gobierno y los rebeldes de Nuban. Las historias pueden leerse en Nuba Reports.
    • Textos producidos para Facebook a través de artículos instantáneos, como lo hace The Indian Express. Más información aquí.
  • Ingresos: cómo lograr la sostenibilidad económica es otro escenario que los periodistas emprendedores no pueden dejar por fuera al planear su medio. Más allá del esquema publicitario de la prensa tradicional, Ronderos dio varios ejemplos de financiación a los que recurren medios nativos digitales y los que dieron el salto del impreso a la web.
    • Cooperantes y suscriptores, como lo hace El Faro en El Salvador. Ver más.
    • Organización de Festivales sobre periodismo y política, como el evento del Texas Tribune. Ver más.
    • Lectores contribuyentes, como la iniciativa Contributoria que lanzó Guardian Media Group entre enero de 2014 y septiembre de 2015. Ver más.
    • Y la publicidad nativa digital o infomerciales, como los que le generan ingresos al medio ecuatoriano GKillCity. Ver más.

Durante la última  hora del taller, cada mesa de trabajo volcó en un papelógrafo el desarrollo de su iniciativa periodística para compartirla con el resto de participantes. Dos iniciativas fueron las más votadas: una que propone especializarse en contar la corrupción política y económica en Colombia, y otra que busca contar detalles de la cultura de los aborígenes en la Sierra Nevada, también de ese país.

Ronderos finalizó el taller comprometiéndose a leer en detalle las diferentes ideas periodísticas para tratar de darles retroalimentación, vía correo electrónico, a aquellas que más le llamen la atención. Además, una de las participantes invitó a sus compañeros a inscribirse en un Mooc gratuito y en español sobre periodismo emprendedor, dictado por el Knight Center y Sembramedia.org. La finalidad de esa capacitación en línea es enseñarles a los periodistas a monetizar, manejar y promocionar medios digitales.

Perfil de María Teresa Ronderos

Esta reportera y editora colombiana creó los portales Votebien.com, especializado en procesos electorales, y VerdadAbierta.com, que cubre el conflicto armado en Colombia. Desde el año pasado dirige el Programa de Periodismo Independiente del Open Society Foundations.

Ha ganado los premios Simón Bolívar en Colombia, Rey de España, Lorenzo Natali de cobertura en Derechos Humanos y el Premio María Moors – Cabot de la Universidad de Columbia. Es maestra de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

Su obra más reciente, Guerras Recicladas, narra el nacimiento de los grupos paramilitares y su expansión con el paso de los años hasta permear distintas instituciones del Estado colombiano, incluido el Congreso. De hecho, en ese libro detalla cómo, junto a otros actores armados ilegales, los paramilitares suplantaron al Estado durante prolongados períodos y en extensos territorios.

Nombre del taller: El sueño de empezar una iniciativa periodística

Lugar: Jardín Botánico de Medellín

Fecha: 1 de octubre de 2016

Convocan: FNPI, en el marco del Festival Gabriel García Márquez de Periodismo.

Maestra: María Teresa Ronderos

Relatora: Tatiana Velásquez Archibold

29719608510_55e3e9ea12_z.jpg

10 Octubre, 2016

Por Catalina Quinto (Perú)

Reunidos en el nombre de Gabo y por lo que fue su pasión, el periodismo, periodistas en su mayoría de América Latina nos encontramos durante tres días en Medellín.

Fueron jornadas de conversatorios, inspiración  y celebraciones con un mismo fin: compartir a través de historias el buen periodismo, o lo que debería ser.  La Fundación de Gabo reconoció la excelencia de quienes lo hacen a través del premio Gabriel García Márquez de Periodismo en distintas categorías. Durante la premiación conocimos además a Jorge Cardona, editor del diario El Espectador, a quien se le otorgó el Reconocimiento Clemente Manuel Zabala por su labor ejemplar como editor, periodista, formador y ciudadano. El jurado de la Fundación lo describe así: “un faro que ilumina a los redactores con su conocimiento y su manera generosa de transmitirlo”. Esa misma noche escuchamos a Martin Baron, editor de The Washington Post, quien habló de internet como nuevo medio de comunicación y de cómo este se ha convertido en un aliado importante del periodismo.

En un cómodo espacio del Jardín Botánico, un grupo de periodistas seleccionados entre miles de postulantes de distintos países, compartieron sus experiencias en los talleres organizados por la Fundación, dictados por otros periodistas de importantes medios de comunicación del mundo.

Hablaron de la crónica Martín Caparrós,  Jon Lee Anderson, Héctor Feliciano y Alberto Salcedo Ramos; de la imagen, Adriana Zehbrauskas y  Christian Rodríguez, ganadores de la Beca Getty Images Instagram. El Festival finalizó con dos exitosas presentaciones: la de los Ilustres Liniers y Mont, y el concierto en homenaje a Gabo por la talentosa Natalia Lafourcade. Se quedan en mi teclado más menciones a periodistas de gran trayectoria que participaron en el Festival.

La memoria de Gabriel García Márquez se mantuvo viva durante esos tres días en quienes hacemos lo que él llamaba el mejor oficio del  mundo, el periodismo.

Gracias a quienes hicieron posible el Festival.

DSC_0151-1200x800.jpg

6 Octubre, 2016

Estudiantes de las universidades Pontificia Bolivariana, de Antioquia, EAFIT y Luis Amigó participaron en el taller sobre periodismo investigativo que fue orientado por Joseph Poliszuk, editor del portal venezolano Armando.Info, entre el 26 y 28 de septiembre, como preámbulo al Premio y Festival Gabriel García Márquez de Periodismo en Medellín.

Por iniciativa de la Red de Medios Universitarios de Medellín, los estudiantes trabajaron en jornadas intensivas en el desarrollo de investigaciones periodísticas sobre temas de ciudad bajo la asesoría de Poliszuk, quien también compartió orientaciones sobre conceptos y herramientas para el trabajo de campo, la minería de datos en la web y la edición de los trabajos finales, entre otros asuntos.

Para el taller que se llevó a cabo con el apoyo de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI-, fueron convocados los estudiantes más destacados en los medios que hacen parte de la red universitaria: Contexto, de la Universidad Pontificia Bolivariana; el sistema De la Urbe, de la Universidad de Antioquia; el periódico Nexos, la emisora Acústica y la revista digital Bitácora, de la Universidad EAFIT; y el periódico Sextante, de la Fundación Universitaria Luis Amigó.

“Es importante fortalecer el periodismo investigativo en Medellín. Creemos que este espacio es un aporte para hacerlo desde los medios universitarios, al tiempo que los profesores de periodismo nos sintonizamos con los aportes que sobre el tema se hacen desde medios que representan tendencias actuales como Armando.Info, al que conocemos por su trabajo independiente en Venezuela y su participación en el proyecto Panama Papers”, explicó Joaquín Gómez Meneses, director del periódico Contexto de la Universidad Pontificia Bolivariana, que lidera la Red de Medios Universitarios de Medellín.

Con el apoyo de Joseph Poliszuk, los trabajos se encuentran en la fase final de edición para su posterior publicación en los medios de la red de Medellín, que a su vez integra la recién conformada Red Colombiana de Periodismo Universitario.

periodismo_ambiental_paraweb.png

5 Octubre, 2016

Por Mariana White Londoño.

Los periodistas Clemente Álvarez, de España, y Eliezer Budassof, de Argentina, conversaron en el coloquio Cobertura de ciencias y medio ambiente, realizado en la Universidad de Antioquia el viernes 30 de septiembre. Allí contaron cómo ha sido su experiencia como reporteros de temas ambientales y dieron algunos consejos para hacer estos temas atractivos.

Álvarez, responsable de la sección Planeta de Univisión Noticias y editor de la revista de economía y medio ambiente Ballena Blanca, comenzó a explorar estos temas en Madrid en 1998. En ese contexto, según Álvarez, nadie más lo hacía, pues no se consideraba ‘caché’. Sin embargo, en los últimos años esa idea ha cambiado y las personas tienen mayor interés por lo ambiental pues no se concibe como un tema aislado, sino inseparable de la realidad.

Para Budassof, editor de The New York Times en español, quien habló de su experiencia en organizaciones ambientalistas, hay que saber “llegarle a la gente”. Él se dio cuenta de que aquellas organizaciones comunicaban para personas preocupadas por el medio ambiente que comprendían el usual lenguaje técnico. Entonces, entendió que hacía falta “contar historias”, historias que los medios de comunicación eran capaces de contar, pero no estaban dispuestos a financiar.

La revista Etiqueta Verde, donde Eliezer también fue editor, “era la única que hacía periodismo narrativo” en temas ambientales. Pero ahora se ha extendido pues, como dijo Clemente Álvarez, no solo cambió el periodismo ambiental sino el periodismo en general: antes se concebía solo en papel, mientras que ahora desde el celular y redes sociales.

Álvarez recomendó ser cuidadosos con la información y recordó el caso del delfín que habría muerto a manos de unos bañistas que querían una selfie. “Corroborar si lo que hay en redes es verdad e intentar rastrear la historia a la inversa” (quién hizo la publicación) es importante.

Los periodistas también hablaron de historias de denuncia que aparecen en el periodismo ambiental y que no se deben confundir con activismo. En conclusión, hay mucha información que aporta al conocimiento del medio ambiente, como el cambio climático o la explotación de recursos en América Latina, que la gente espera que le cuenten de manera entendible y, ojalá, a través de historias.

thurman_judith_taller-1200x800.png

5 Octubre, 2016

Por Sofía Pérez.

Algunos piensan que escribir sobre libertad hace libre, pero para Judith Thurman es la libertad para escribir lo que hace libre a una mujer. Esta escritora de The New Yorker, dedicada a la crítica, la moda, la poesía y las biografías estuvo presente durante el Festival Gabriel García Márquez de Periodismo. Libertad, feminismo y moda fueron algunos de los temas que abordó en el taller que dictó durante la segunda jornada del evento.

En la primera parte del espacio, los asistentes escucharon a Thurman contar historias sobre sus trabajos y en especial sobre su madre, una importante inspiración para llegar a ser quien es hoy. Aseguró que siempre la recuerda sentada, en una mesa, con un texto, pegamento y tijeras en la mano. Sin tecnologías, pero siempre lista para editar cualquier texto.

Su trabajo se relaciona estrechamente con las mujeres y el trabajo de estas. Su primera mujer perdida fue su madre y a partir de ahí siguió encontrando más. Ha escrito perfiles importantes en el mundo de la moda, ha sido crítica y hasta poeta, pero la faceta que más dejó ver en el taller fue el feminismo. Lo más difícil, abreviarlo todo: “es alcanzar la máxima abreviación con la menor cantidad de pérdida”, dice.

A pesar de los años y la experiencia, esta autora lidia frecuentemente con las dificultades de cualquier escritor. Asegura no saber cómo enfrentarse a la hoja en blanco. Algunas veces tiene que escribir un párrafo hasta 30 veces antes de que, ‘por arte de magia’, se le ocurra una idea genial. Dice que es más fácil imaginarse que un tiempo muy corto es largo y así el texto fluye, las ideas llegan. Pero lo más importante es confiar, pues “para evitarte un mal tiempo tienes que amarte a ti mismo”.

Judith es caótica. Es consciente de que el orden, a la hora de escribir, es muy útil, pero le ha sido imposible en los cerca de 50 años que lleva escribiendo dejar el desorden. “La ansiedad es mi oxígeno, es una droga y parece que la necesito”.

periodismo_contra_la_mentira.png

5 Octubre, 2016

Por Daniela Castro.

El Festival Gabo llegó a la Fundación Universitaria Luis Amigó con el coloquio Periodismo contra la mentira. Con presencia de estudiantes y ciudadanos, varios editores y directores de grandes medios debatieron sobre el papel de estos frente a la manera como el periodista pierde su credibilidad en el momento en que distorsiona la verdad.

El panel estuvo conformado por: Maye Primera, editora de Univisión Noticias Digital; Juan Forero, jefe de redacción de Wall Street Journal; Luis Prados, subdirector de El País de España; Alejandro Santos, director de la Revista Semana y Jorge Espinosa, periodista de RCN.

Parece ser que contarle al público la verdad ya no es tan importante, como lo mencionó Luis Prados, y que se suelen tomar como referentes fuentes que no hacen un tratamiento tan minucioso de la información. Pero el proceso investigativo, el cual demanda una gran inversión de tiempo, permite que la información que se transmite sea de mayor calidad que la expuesta en redes sociales, esta última generalmente sin contar con una previa documentación o verificación de datos.

Otro punto clave del debate es que los medios tradicionales (prensa, radio y televisión) ya no están solos, y el auge del clic impera en los medios digitales. Si bien esto ha llevado a que se produzca un a gran cantidad de contenido ligero y poco riguroso, Juan Forero opina que los espectadores deben tomar la iniciativa de buscar historias de calidad en medio de este mar de información.

En la última pregunta planteada por Jorge Espinosa, se llegó a la conclusión de que el medio, más que buscar la objetividad, debe defender sus valores y tomar parte de la opinión. Aún más cuando se trata de temas que afectan a toda una población.

diegoFischerman.png

5 Octubre, 2016

Por Daniela Ramírez.

¿A qué llamamos música? ¿Cómo logramos contar eso que escuchamos y sentimos? fueron preguntas sobre las que giró el taller: ‘Escuchar / Escribir / Hablar (sobre música). Entre cultura y cultura’.

Estas son algunas de las recomendaciones de Diego Fischerman, crítico musical y periodista en Página/12, a los asistentes al taller que abrió las actividades formativas de la edición 2016 del Premio y Festival Gabriel García Márquez de Periodismo.

1.No dé nada por sentado. Precisamente porque “cuando escribimos sobre música se tiene que saber que no se está hablando de la música, ni de la escucha, sino de una música y una escucha”.

De esta manera, aseguró, se evita caer en el error de llamar música a algo que posiblemente no lo sea o de sobreponer los prejuicios y gustos. “Nuestro gusto es nuestra debilidad. A veces hay que meterse en los territorios en los que sabemos menos y nos inquietan más”.

2. Agudice la mirada, pero sobre todo entrene el oído, pues el “esfuerzo es tratar de encontrar ese algo que nos permite decir por qué eso -la música- no es igual a otro”, y no olvide además que la música es uno de los “indicadores más finos sobre las cuestiones sociales”. Escuche mucho, pues aunque este es el “más imperfecto de nuestros sentidos, es una especie de arte que se perfecciona con la práctica”.

3. Tenga en cuenta que “la crítica ideal es esa con la que se puede discutir”, que le permita a la gente pensar.

4. Sea honesto intelectualmente. Con la música se generan polémicas sobre quiénes somos pues está presente el narcisismo extremo y hay que trabajar para vencerlo. Aprenda a reconocer sus prejuicios y tenga presente que “toda ideología inconsciente es víctima de ella misma” y que “parte de lo que construye el mundo simbólico alrededor de la música es qué versión es mejor que otra”.

5. Piense en qué quiere comunicar y a quién, y elija de qué hablar entre todas las cosas que la música es.

6. Disfrute. “El centro de todo está ahí. Cuando uno más se conecta con los sentidos, mejor la pasa”. No olvide leer todo lo posible, pero no deje que eso reemplace la propia percepción.

7. Sea intuitivo. “Hay que partir de ahí pues aquello que nos gusta mucho, nos gusta por algo” y recuerde que “el deber es hacer puentes para que la gente escuche lo que antes no había escuchado”.

30014726115_6a189d48cb_z.jpg

5 Octubre, 2016

Por María del Mar Giraldo Rendón.

Con la participación de 250 personas, se llevó a cabo la proyección del documental El País con la Constitución en la Universidad de Medellín. Este coloquio contó con la presencia de Juan Cruz, periodista, miembro fundador y director adjunto del diario El País de España y Luis Prados, director de El País América. Ellos recordaron -frente a un público conformado en su mayoría por estudiantes de comunicación y periodismo- las anécdotas de aquel 23 de febrero de 1981, día en el que se intentó dar un traspié a la democracia que apenas se estaba consolidando en España.

El documental, dirigido por Daniel Cebrián, relata cómo uno de los periódicos más importantes de España se enfrentó al fallido golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, liderado por el coronel Antonio Tejero. En plena transición a la democracia, El País fue el único periódico que tuvo la valentía de publicar una edición especial a pesar de los ataques  militares que se presentaron en el Congreso de los Diputados en Madrid.

Esta historia evidencia cómo proyectar estas piezas audiovisuales se torna importante en los contextos que enfrentan los países iberoamericanos, especialmente Colombia, donde la democracia ha sido violentada constantemente a lo largo de la historia. “Ambos países (España y Colombia) comparten una historia, una preocupación común. Han sufrido. Nosotros queremos que en Colombia, como ha pasado en nuestro país, el terrorismo se acabe”, aseguró Juan Cruz.

Las principales reflexiones de este encuentro giraron en torno al ideal periodístico de informar siempre a pesar de los tiempos oscuros. Aunque el oficio ha sufrido grandes transformaciones por cuenta de la revolución tecnológica, para Luis Prados el deber de contrastar y verificar la información no puede ser nunca sacrificado.

Finalmente, Juan Cruz, apodado ‘la ardilla del periodismo’, dejó un consejo para los periodistas profesionales y en formación: “Periodista es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente. Lo mejor que podemos hacer es ponernos al lado de la información rigurosa, no intervenir en ella, si no contarla”.

festivalgabo_despedidaparaweb-1200x800.png

1 Octubre, 2016

86 periodistas de 20 países; 42 actividades gratuitas; un concierto, un stand up ilustrado, una exposición fotográfica y la ceremonia de premiación de los mejores trabajos de Iberoamérica en las categorías Texto, Imagen, Cobertura e Innovación, así como la entrega de los reconocimientos a la Excelencia y a un editor colombiano ejemplar convocaron a 13 mil personas en el Jardín Botánico de Medellín.

Este es el balance de los tres días de actividades del Premio y Festival Gabriel García Márquez de Periodismo, que se celebró del 29 de septiembre al 1 de octubre de 2016. Martin Baron, director de The Washington Post, fue el encargado del discurso inaugural del Festival. Habló de su trabajo en uno de los medios más influyentes de Estados Unidos, pero sobre todo de los cambios que la tecnología ha supuesto para la industria de los medios y de la necesidad de adaptarse para sobrevivir.

También hicieron parte de la programación del Festival Gabo Marina Walker, directora de The International Consortium of Investigative Journalists y quien lideró la investigación de los Panama Papers; Judith Thurman, cronista de The New Yorker, y A.O. Scott, crítico de cine y ensayista de The New York Times.

En cuanto a la imagen, se destacaron los ganadores de la Beca Instagram – Getty Images, la brasileña Adriana Zehbrauskas, fotógrafa documentalista y el uruguayo Christian Rodríguez; además de Samuel Aranda, ganador del World Press Photo; del estadounidense Teru Kuwayama, asesor de fotografía en Instagram; la española María Jou Sol, editora gráfica de la agencia Zoom; el estadounidense Stephen Ferry, especializado en el conflicto colombiano.

La crónica estuvo representada por el argentino Martín Caparrós, el estadounidense Jon Lee Anderson, el puertorriqueño Héctor Feliciano y el colombiano Alberto Salcedo Ramos.

Los asistentes aplaudieron, lloraron, conocieron el trasfondo de las grandes historias del año, compartieron con sus referentes periodísticos, apostaron por la innovación, la ética y la creación y despidieron masivamente al Festival y Premio Gabriel García Márquez de Periodismo con el concierto de la cantante mexicana Natalia Lafourcade en homenaje a Gabo.

El éxito de la versión 2016 del Festival Gabo se debe, ante todo, al apoyo incondicional de nuestros aliados, la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y Sura y sus filiales en América Latina, así como al apoyo de TigoUne, Fontur, Procolombia, Jardín Botánico de Medellín, Centro Cultural La Pascasia, Parque Explora, Metro de Medellín, Fundación Universitaria Luis Amigó, Universidad de Antioquia, Universidad Eafit, Universidad de Medellín, Universidad Pontificia Bolivariana, Mi Águila, Telemedellín, MUMA y nuestra aerolínea oficial LATAM Airlines.

La Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- les agradece a ellos, a la ciudad, a los asistentes en general, a los miles de estudiantes que se inscribieron para participar en los debates y tomar notas, a los periodistas y creadores invitados que compartieron sus experiencias, a los reporteros colombianos que viajaron a cubrir el Festival y a los medios que divulgaron la información. A todos, gracias por su apoyo.

El periodismo seguirá contándose. Y desde ya se están escribiendo las historias que el otro año serán noticia y formarán parte de esta gran fiesta de historias para mentes curiosas. Entre esas, seguramente, estará la suya.

Sigue al #FestivalGabo en:

Sitio web: festivalgabo.com
Facebook: Festival Gabo
Twitter: @FestivalGabo
Instagram: @festivalgabo
Hashtag: #FestivalGabo