Noticias


ven-a-medellin-1200x797.jpg

22 Septiembre, 2017

En esta quinta edición, los asistentes al Festival Gabo que provengan de otras ciudades de Colombia y América Latina podrán visitar Medellín y aprovechar los siguientes descuentos:

Descuentos en transporte

logos_web_500px-49

10% de descuento en tiquetes aéreos

Avianca ofrece un 10% de descuento en tiquetes aéreos nacionales e internacionales para que aquellos que viven por fuera de Medellín y planean asistir al Festival no se pierdan el evento.

Para hacerlo efectivo primero debes ingresar a este enlace, seleccionar tu vuelo e ingresar el código promocional GN615.

Aplica también para compras en agencias de viaje, call center y puntos de venta de Avianca.

Si tienes dudas o necesitas más información, contacta a: Ricardo Barrera: ricardo.barrera@avianca.com o Sandra Mayerli Lozada Suárez: sandra.lozada@avianca.com

Descuentos en alojamiento

Garden-of-blues-350x250

The Garden of Blues

– Habitación compartida para 4 personas sin baño dentro de la habitación: $33.000

– Habitación compartida para 6 personas sin baño dentro de la habitación: $32.000

– Habitación compartida para 8 personas sin baño dentro de la habitación: $29.000

*Incluye: desayuno, bar, zona de televisión, cocina, centro de negocios, lavandería.
*La reserva debe hacerse a través del correo: thegardenmedellin@gmail.com
www.thegardenmedellin.com.co/

hotel-black-pine

Black Pine

– Habitación compartida para 5 personas/ Baño compartido: $39.650

– Habitación compartida para 6 personas/Baño compartido: $37.500

– Habitación con cama doble y baño compartido: $96.400

– Habitación con cama doble y baño privado: $128.500

*La reserva debe hacerse a través del correo: blackpinemedellin@gmail.com
www.blackpinecolombia.com/

hostel-el-caminante

El Caminante

– Habitación compartida para 8 personas/ Baño compartido: $30,000.00

– Habitación compartida para 4 personas/Baño compartido: $30,000.00

– Habitación compartida para 3 personas/Baño compartido: $30,000.00

– Habitación privada con baño y TV: $50,000.00

*Incluye desayuno
*La reserva debe hacerse a través del correo: admoncaminantehostel@gmail.com
www.facebook.com/caminantehostel/

friends-to-be

Friends to be

– Habitación Stardard. Acomodación doble: $95.000

– Habitación Standard, Acomodación triple-cuádruple: $165.000

– Dormitorios compartidos. (6 y 8 personas): $40.000 por persona

*Incluye: wifi, caja de seguridad, agua caliente, uso de la cocina, servicio de lavanderia ($8,000 por kilo). No Incluye: Servicios de comida, Seguro Hotelero ($12.000).
* La reserva debe hacerse a través del correo: reservasmde@f2b.com.co
www.f2b.com.co/

Hoteles

hotel-ibis

Ibis

-Habitación Standard sencilla o doble en semana (domingo a jueves) para 1 o 2 personas: $165,000.00

-Habitación Standard sencilla o doble en fin de semana (viernes a sábado): $125.000

*Incluye: IVA, seguro hotelero, internet y parqueadero.
*Desayuno por persona: $19.000
*La reserva debe hacerse a través del teléfono: (+57) 4 325 50 90 o por medio de del correo electrónico h7381-re@accor.com
http://www.ibishotel.com/

hotel-poblado-alejandria

Hotel Poblado Alejandría

-Habitación estándar sencilla: $238,570

-Habitación estándar doble: $340,290

*Incluye desayuno, coctel de bienvenida, wifi ilimitado, parqueadero, gimnasio, zona húmeda, llamadas locales, urgencias médicas dentro de las instalaciones, IVA y seguro hotelero.
*La reserva debe hacerse a través de la página web www.pobladohoteles.com con el código promocional: GABO2017

poblado-plaza

Hotel Poblado Plaza

– Habitación Superior Sencilla: $274.270

– Habitación Superior Doble: $ $375.990

– Habitación ejecutiva: $369.470

-Habitación Junior Suite: $464,670

*Incluye: desayuno, coctel de bienvenida, wifi, parqueadero, gimnasio, zona húmeda, llamadas locales, urgencias médicas dentro de las instalaciones, IVA y seguro hotelero.
*Las reservas se realizan a través de la página web www.pobladohoteles.com con el código promocional GABO2017.

estelar-milla-de-oro

Estelar Milla de Oro

– Acomodación sencilla: $ 230,000.00

– Acomodación doble: $ 270,000.00

*Incluye: desayuno. No incluye: impuestos ni seguro hotelero.
*La reserva debe hacerse a través del correo electrónico: anak.lopez@hotelesestelar.com
www.hotelesestelar.com/hotel-estelar-milla-de-oro/

estelar-blue

Estelar Blue

– Acomodación sencilla: $ 184,000.00

– Acomodación doble: $ 224,000.00

*Incluye: desayuno y cena ligera. No incluye: impuestos ni seguro hotelero.
*La reserva debe hacerse a través del correo electrónico: anak.lopez@hotelesestelar.com
www.hotelesestelar.com/hotel-estelar-blue/

Hotel Movich

– Junior Suite sencilla o doble $ 333,520.00

– Club Floor sencilla o doble $ 377,520.00

– Suite sencilla o doble $ 430,320.00

– Club Suite sencilla o doble $ 474,320.00

*Incluye: desayuno, wi-fi ilimitado y las que están ubicadas en el piso club tienen derecho al check-in express, sala vip y snacks en la sala vip a algún horario determinado.
-La reserva debe hacerse a través de la central, el código para reserva: GAB
Los números de la central son:
018000955050 línea nacional
5215050 Bogotá
5603942 Medellín
3975050 Cali
3113386 Pereira
6642995 Cartagena
3203030 Barranquilla
https://www.movichhotels.com/esp/Pages/home-movich.aspx

WhatsApp-Image-2017-09-22-at-2.43.00-PM.jpeg

22 Septiembre, 2017

Foto: Anna Surinyach (No somos refugiados).

No somos refugiados, del periodista español Agus Morales, es el libro recomendado del Festival Gabo en su quinta edición. Su autor conversará, el 29 de septiembre en el Parque Explora, con la chilena Mónica González y el argentino Martín Caparrós, miembros del Consejo Rector de la FNPI. Inscríbete al Festival Gabo.

Morales, quien se ha dedicado  durante la última década a investigar y escribir sobre migrantes y víctimas de guerras, escribe en este libro las historias de aquellas personas obligadas a huir por los conflictos en Siria, Afganistán, Pakistán, República Centroafricana y Sudán del Sur. También las de los centroamericanos que atraviesan México en busca del sueño americano. Entrevistamos al autor de No somos refugiados y director de la Revista 5W, para conocer cómo nació y se cocinó este libro de 360 páginas. Lee las razones del Consejo Rector para escoger este libro.

¿En qué momento las historias que cubría como reportero comenzaron a convertirse en pequeñas obsesiones que lo llevaron a mirarlas como la materia prima de un proyecto de largo aliento como es este libro?

Fue en verano de 2013, en la frontera entre Sudán y Sudán del Sur. Lo recuerdo perfectamente, como si fuera una epifanía. Volvía de campos con centenares de personas a las que ni siquiera el Gobierno sabía poner nombre, porque habían huido de Sudán, del norte árabe, pero eran negros, como la sociedad que ahora tenía que darles acogida en Sudán del Sur. Eran contradicciones que había visto en otros lugares, pero que eran difíciles de explicar. Ni siquiera había tiendas con lonas de plástico en el campamento: las viviendas eran frágiles castillos de ramas. Pensé que el tema de nuestro tiempo, que uno de los temas de nuestro tiempo, era el de esas personas que huyen de la violencia en todo el mundo: los refugiados, que en realidad no son refugiados, porque muchas veces no son acogidos. Me di cuenta de que tenía material, de que mi carrera profesional me había conducido hacia ese tema. Me di cuenta de que necesitaba muchas más historias. Y decidí ponerme manos a la obra. Eso fue mucho antes de que la mal llamada crisis de los refugiados fuera mediática.

Con este libro busca retratar a los refugiados que huyen de la guerra, de la persecución política y de la tortura, pero sin quedarse en el instante traumático de la guerra o en la alegría de la acogida. ¿Desde qué enfoque cuenta la historia de estos refugiados?

Quise huir de mis propios errores. Un libro te da esa oportunidad. Los medios (y yo también me incluyo, entono el mea culpa) tienden a sustituir la persona por la herida. Una víctima de la guerra, alguien que busca asilo, es mucho más que el día en que perdió a un familiar o el día en que sufrió un balazo. Quise escribir la vida cotidiana de esas personas, y eso incluía el aburrimiento.

La vida de un refugiado puede ser soporífera y desesperante. Meses esperando en un campo. Años esperando la resolución de una solicitud de asilo. Incertidumbre. No tenemos una visión más realista de algunos fenómenos globales porque a veces parece que ese tipo de pequeños detalles no nos interesan. Y son los que dibujan una vida, un contexto, una situación, un horizonte. Este libro no es sobre los refugiados, es sobre la experiencia refugiada.

¿Cómo logró ganarse la confianza de los refugiados? ¿Cómo fue ese proceso de romper el hielo, teniendo en cuenta que por las duras experiencias que han vivido muchos de ellos suelen ser muy prevenidos?

Recuerdo que una vez, en Siria, una mujer ingresada en un hospital descubrió sus maltrechos pies al verme pasar. Casi en forma de reclamo. Estaban llenos de quemaduras. Me dijo que el régimen había atacado su casa con misiles. Le pregunté si podía grabar una entrevista en vídeo, y dudó. ¿Arriesgarse a ser identificada o denunciar lo ocurrido? Al final dijo que no, pero la impotencia se leía en su mirada.

Muchas de las personas con las que me he encontrado se parecen a ella: quieren contar, quieren denunciar, quieren explicar. No deja de sorprenderme. Yo no lo haría. Si huyera de Estado Islámico o de los talibanes, pensaría que una entrevista con un periodista solo me puede traer problemas. La generosidad de muchas de esas personas no tiene límites. La confianza se gana con el tiempo, no creo que sea ningún secreto. Se genera un vínculo que es difícil que se rompa. No voy a ser hipócrita: siempre hay una asimetría en esa relación, porque en muchas ocasiones el refugiado está en una situación vulnerable, pero poco a poco se va construyendo una relación humana que es de ida y vuelta, y que tiene grandes momentos, pero también puede tener desencuentros o malentendidos. Porque tanto ellos como yo somos personas.

¿Cómo fue el proceso de escritura del libro? ¿Cuánto tiempo le tomó?

Las primeras voces que aparecen en el libro, que son de Afganistán y Pakistán, datan de 2010. Entonces no sabía que iban a formar parte de algo más grande. Poco a poco fui acumulando diarios de todos los viajes que hacía, con un esquema cada vez más claro de lo que quería a partir de 2013. Analicé qué cosas me faltaban para dar una visión global y no eurocéntrica del fenómeno. Acabé de construir el puzzle y me puse a escribir todo. Esta última fase duró un año más o menos. Pero el proceso de escritura, tal y como yo lo entiendo, duró mucho más. Quizá arrancó antes de que lo supiera: con el comienzo de mi carrera profesional.

¿Cómo seleccionó las historias de los refugiados que aparecen en él?

Antes hablaba de la importancia del tiempo. En el libro hay todo tipo de historias, pero privilegié aquellas con más recorrido, aquellas que he podido seguir, porque he mantenido el contacto. Intenté en todo caso no forzarlas: hay veces que el texto rechaza una historia determinada, y es absurdo intentar encajarla. Algunas historias que considero de gran valor no han entrado en el libro. Hay que ser implacable con eso, aunque a veces haya una implicación sentimental. Decir que no es importante. Seleccionar. Editar. Yo establezco una relación con el libro: le pido cosas, y él también me las pide. Nos intentamos respetar. Y a veces llegan sorpresas.

Me obsesioné, por ejemplo, con que la historia de Ulet, un somalí de 16 años que murió en alta mar, cuando ya había sido rescatado, apareciera en la crónica que escribo sobre el Mediterráneo. Lo tenía todo grabado en la mente, como si fuera una película, y quería escribirlo, estaba obsesionado. Pero me di cuenta de que el libro no quería esa historia ahí, conviviendo con la de otros personajes en otro plano temporal. Acepté su voluntad. Y luego el libro me dijo que esa tenía que ser su primera historia. La que abriera todo. Y tenía razón. Era una historia que hablaba de la desigualdad, el tema fundamental del texto, y del escenario azaroso en el que se mueven los que nunca llegaron a ser refugiados. Durante la escritura vas negociando ese tipo de cosas con el libro que estás escribiendo.

¿Qué aprendizajes personales y profesionales le dejó la corresponsalía en la India y Pakistán y sus viajes a África?

Buf, la mitad de mi vida está allí. Desde allí lo soñé todo. Sería imposible ser exhaustivo. Cada sitio me dejó sus aprendizajes y preguntas, quizá la India más que ningún otro país. Pero si tengo que decir la primera cosa que me viene a la cabeza y que agrupa todos esos lugares, diría algo que entra tanto en la esfera profesional como emocional, y que es una conclusión política: siempre hay alguien debajo. Siempre.

Si en la India me fijaba en una casta discriminada que luchaba por sus derechos, luego descubría que había otras que ni siquiera eran conscientes de que uniéndose podían cambiar su situación. Si en República Centroafricana había desplazados en un campamento que no tenían casi recursos, a unos metros había otro campo en el que refugiados que habían vuelto a su país no tenían ni derecho a distribuciones de alimentos. Si en la ruta de los refugiados que pasaba por Grecia y los Balcanes había sirios que huían desesperados, luego te encontrabas a iraquíes o afganos que se hacían pasar por sirios, porque pensaban que así tendrían más facilidades para entrar en Europa. No importa cuánto bajes, cuánto escarbes: siempre hay alguien debajo. Hay jerarquías en todos los estratos.

Durante los más de cinco años que trabajó para EFE,  ¿cuáles eran las historias de refugiados más recurrentes?

Durante más de tres décadas consecutivas, Afganistán fue el país del que más refugiados habían salido, hasta que hace unos cuatro años pasó a ser Siria. La nueva casa de estos afganos fue Irán y, sobre todo, Pakistán. Con EFE estuve en Pakistán y también hice alguna cobertura en Afganistán. En aquellos años aún se cubría algo la región, aunque siempre era para hablar de Al Qaeda, los talibanes y el yihadismo. Lo que había detrás no importaba demasiado. Las historias de aquellas personas eran la de uno de los éxodos más importantes de las últimas décadas, por no decir el más importante, y pasaron desapercibidas.

De los sirios y su huida sabemos mucho más. El éxodo afgano es una de las grandes noticias no contadas del siglo XXI, y de parte del XX. El desconocimiento que tenemos sobre ese capítulo de la historia es descomunal. En 2011, con la muerte de Bin Laden en Pakistán, se cerró un capítulo histórico en la región y los medios dejaron de informar, aunque en Afganistán hoy hay más muertos civiles que hace unos años. Ya no nos llega nada. Ahora miles de afganos están volviendo a su país, muchas veces obligados por Pakistán o deportados desde países europeos. Es una de las historias que me gustaría contar en los próximos años. La siento como una obligación.

¿Qué le aconseja a los periodistas que quieran escribir sobre refugiados?

Aconsejar es un verbo que no me gusta demasiado, y que me empujaría en este caso a caer en clichés, a cosas que los periodistas ya saben y que algunos de ellos deciden simplemente ignorar: respeto, sentido crítico, instinto narrativo. Pero sí hay una cosa que echo de menos en el periodismo actual. La poesía. Leo crónicas que empiezan in media res, crónicas que usan el estilo indirecto libre, crónicas con tramas y subtramas. Se ha hecho de todo en ese ámbito. Donde veo menos esfuerzo es en forjar las palabras.

Emerson decía que el lenguaje es poesía fosilizada. Alguien decidió que esto era una piedra, e hizo la primera metáfora. Eso lo hemos olvidado. Cada palabra es una metáfora. Y cada una está dentro de una cadena más grande: hay que darles un ritmo. No es solo un asunto formal. La poesía es más que nunca una urgencia periodística. Además, la poesía tiene una ventaja para los periodistas: tiende a la verdad. Los fragmentos del libro en los que más me pareció que me acercaba a lo que realmente había visto en Siria, Pakistán o Sudán del Sur eran los que se movían al ritmo de la huida de los refugiados, los que soñaban al ritmo de los refugiados, los que pronunciaban palabras que, por algún motivo que aún no puedo explicar, evocaban la sensibilidad de ese momento, perdido para siempre.

1200x_Juan_Valentin_Fernández_de_la_gala-1200x846.jpg

22 Septiembre, 2017

Para Juan Valentín Fernández de la Gala (España), profesor de Historia de la Medicina y la Enfermería en la Universidad de Cádiz, la literatura puede convertirse en un camino perfecto para llegar hacia la medicina y viceversa. Su tesis doctoral, titulada Médicos y medicina en la obra de Gabriel García Márquez, desentraña todo un universo médico oculto tras la imaginación y la fantasía del premio nobel colombiano.

Juan Valentín Fernández de la Gala es uno de los más de 80 invitados al Festival Gabo. Conversará con Alejandro Gaviria (Colombia), Ministro de Salud, este viernes 29 de septiembre a las 4:00 pm en el Parque Explora (Teatro Explora). Consulta toda la programación del Festival Gabo aquí.

Aquí te presentamos algunas de sus ideas y descubrimientos más asombrosos:

Los médicos también cuentan historias

«Superficialmente, la medicina parece algo muy diferente a la literatura, pero en el fondo es también un arte narrativo. Cuando vamos al médico respondemos las preguntas del doctor y conversamos con él de nuestros síntomas, formando así un diálogo que determinará la escritura de lo que conocemos como ‘historias clínicas’. Así que, desde cierto punto de vista, los doctores también se dedican a contar historias».

Humanidades y ciencias: hermanos conectados

«Desde una literatura tan bien hecha como la de García Márquez es posible acercarse a la medicina y tender un puente entre las humanidades y la ciencia. Un buen lector es capaz de extraer información médica de calidad de la obra de Gabo».

La prueba de diabetes en el Coronel no tiene quién le escriba

«Un momento médico asombroso en El coronel no tiene quien le escriba sucede cuando el doctor evalúa la diabetes de Don Sabas a través de la detección clásica de cuerpos cetónicos en orina. Conocida como la reacción de Lieben, este método analítico consiste en percibir un extraño aroma frutal en el simple calentamiento de la orina, lo cual podría poner en evidencia un exceso de cuerpos cetónicos. Así el doctor puede saber si Don Sabas tenía la dosis necesaria de insulina antes de irse para su finca».

El perfecto suicidio de Jeremiah de Saint Amour

«Para narrar la intoxicación por cianuro en el suicidio de Jeremiah de Saint Amour, personaje de El amor en los tiempos del cólera, Gabo utilizó un manual de toxicología. Por ejemplo, escribió que Saint Amour tenía el cuerpo torcido (dato exacto porque la rigidez es algo propio de este tipo de cadáveres) y que además tenía las pupilas diáfanas, lo cual concuerda con el hecho de que la trasparencia de la córnea en personas que han muerto intoxicadas con cianuro se mantiene por más tiempo que en los cadáveres normales. El olor de las almendras amargas también está justificado: ese es el típico olor del ácido cianhídrico».

El médico detrás de la autopsia de Santiago Nasar

«La descripción y el procedimiento de la autopsia de Santiago Nasar en Crónica de una muerte anunciada me parecen brillantes. Investigando sobre el tema descubrí que hay un médico chileno, muy amigo de Gabo, llamado Danilo Bartulín, que fue quien se ofreció a redactar detalladamente el fragmento de la autopsia que luego aparecería íntegramente en la novela, salvo algunos retoques de estilo realizados por García Márquez».

los-12-mejores_1280px@2x-1200x800.png

21 Septiembre, 2017

El Premio Gabriel García Márquez de periodismo anuncia los 12 trabajos finalistas en sus cuatro categorías de concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación. Conoce aquí a los finalistas del Premio Gabo.

Estas piezas han sido escogidas por 41 jurados en tres rondas de juzgamiento como las mejores de Iberoamérica entre las 1.383 postulaciones que recibió el Premio en su quinta edición. Conoce aquí a los jurados del Premio Gabo 2017.

 Entre este grupo de finalistas, del que hacen parte periodistas y equipos periodísticos de nueve países de la región, se encuentran los cuatro ganadores, que se darán a conocer el viernes 29 de septiembre a las 8 p.m. en el Jardín Botánico de Medellín, durante la ceremonia de premiación en el marco el Festival Gabo. Podrás verla en vivo por www.festivalgabo.com y por la página de Facebook Festival Gabo.

Los finalistas y ganadores participarán en el Festival Gabo, que tendrá lugar en Medellín del 28 al 30 de septiembre. Los autores de los 12 trabajos finalistas estarán en la Maratón de las mejores historias de Iberoamérica el jueves 28 de septiembre desde las 9 a.m hasta la 1 p.m. Ahí conversarán con un jurado de cada categoría y con los asistentes sobre cómo elaboraron sus trabajos.Inscríbete al Festival Gabo. 

Lo que reciben los finalistas y ganadores

Cada finalista recibirá 6 millones de pesos colombianos y un diploma por su destacada participación. Por su parte, los ganadores recibirán 33 millones de pesos colombianos, un diploma que los acredita como ganadores y un ejemplar de la obra Gabriel, del artista colombiano Antonio Caro.

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación, el rigor en el tratamiento de los hechos y la coherencia ética en el periodismo. Está inspirado en los ideales y la obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia. El Premio y el Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina.

Lo que trae el Festival Gabo 2017

Los asistentes a la quinta edición del Festival Gabo, que tendrá lugar en Medellín del 28 al 30 de septiembre, podrán hacer un recorrido por historias, temas e invitados asociados a la literatura, la ciencia, el documental, las noticias falsas, la fotografía, la libertad de expresión, la medicina, la memoria, la desigualdad, la violencia, la migración, la caricatura y la inteligencia artificial.

Participarán más de 80 invitados, entre quienes se encuentran Joe Sacco, caricaturista que ha contado los conflictos de Medio Oriente a través de historietas periodísticas; Gilad Lotan, vicepresidente del equipo de científicos de datos de BuzzFeed; Alberto Barrera Tyszka, columnista y ganador del Premio Tusquets de Novela en 2015; Tatiana Huezo, documentalista ganadora del Premio Fénix de Cine Iberoamericano; María Hinojosa, reportera y directora de varios programas de NPR y PBS;  Guadalupe Nettel, ganadora del Premio Herralde de Novela en 2014; y Federico Ríos, fotoperiodista colombiano especializado en asuntos sociales de América Latina.

toto_la-momposina-1200x800.jpg

19 Septiembre, 2017

La cantadora colombiana Totó La Momposina ofrecerá un concierto de entrada libre este sábado 30 de septiembre en Medellín como parte de la programación del Festival Gabo.

Será un homenaje a Gabriel García Márquez donde el público podrá verla interpretar canciones como La candela viva, Los sabores del porro, Yo me llamo cumbia, y muchas otras de la cultura Caribe que inspiró el universo macondiano. La cita es a las 9 p.m. en el Orquideorama del Jardín Botánico.

Este espectáculo musical es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina y al apoyo del Ministerio de Cultura de Colombia.

¿Cómo asistir al concierto?*

Para entrar al concierto deberás portar una manilla especial que podrás reclamar previamente sin costo. ¿Cómo? Preséntate con tu cédula en el punto de registro que se habilitará en el Jardín Botánico desde el mediodía del jueves 28 de septiembre hasta el mediodía del sábado 30. Cada persona podrá reclamar dos manillas. Ten en cuenta que portar la escarapela que adquieres al inscribirte al Festival no garantiza el ingreso al concierto.

El ingreso al concierto se habilitará desde las 6:30 p.m. para la presentación de Actualidad Panamericana en vivo, un consejo de redacción del portal satírico de referencia en Colombia. El público presente puede permanecer en el Orquideorama para asistir al concierto.

Lee todo lo que debes saber sobre el ingreso al concierto de Totó La Momposina.

Charla sobre música

El concierto no será la única oportunidad de escuchar a Totó La Momposina durante el Festival Gabo. El viernes a las 6 p.m. conversará en el Teatro del Parque Explora con el cronista Juan Mosquera sobre el tema predilecto de Gabo en sus tertulias con sus amigos más cercanos: la música. La entrada es libre hasta completar el aforo de 177 asistentes; quienes no alcancen a ingresar, podrán ver la charla en una pantalla que estará disponible en el Auditorio del Parque Explora.

Sobre Totó La Momposina

Durante más de 50 años de carrera musical, Totó La Momposina ha recorrido las raíces de los ritmos más tradicionales del Caribe colombiano, como el bullerengue, el pajarito, la cumbia, la tambora y el porro sabanero.

En su esfuerzo por exportar esta riqueza musical ha puesto a bailar a públicos de los cinco continentes. Como parte de una de sus presentaciones más memorables interpretó la cumbia Soledad en la ceremonia de entrega del Premio Nobel a Gabriel García Márquez en Estocolmo.

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI-, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia. El Premio y el Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina.

Cómo asistir al Festival Gabo
Avianca, la aerolínea oficial del Festival Gabo, ofrece un 10% de descuento en tiquetes aéreos nacionales e internacionales para quienes viven fuera de Medellín. Para hacerlo efectivo primero debes entrar a este enlace, seleccionar tu vuelo e ingresar el código promocional GN615.

Además, tenemos una decena de opciones para que te hospedes en la ciudad que acoge al Festival. Conoce los descuentos en hostales y hoteles.

*No se permitirá ingreso de menores de edad, de armas o elementos cortopunzantes, botellas, bebidas alcohólicas y sustancias psicoactivas.

**El concierto cumplirá con todas las garantías consignadas en la Ley 1493 del 26 de diciembre de 2011. Ley de espectáculos públicos.

Toto-la-momposina-345-1200x800.jpg

19 Septiembre, 2017

Totó La Momposina ofrecerá un concierto gratuito este sábado 30 de septiembre a las 9:00 p.m. en el Orquideorama del Jardín Botánico de Medellín como parte de la programación del Festival Gabo. Este espectáculo musical es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina y al apoyo del Ministerio de Cultura de Colombia.

Si deseas asistir, ten en cuenta estas indicaciones:

¿Dónde y cuándo es el concierto?
El sábado 30 de septiembre a las 9: 00 p.m. en el Orquideorama del Jardín Botánico de Medellín.

¿Debo pagar para asistir al concierto?
No, esta y todas las actividades del Festival Gabo son gratuitas.

¿Debo inscribirme al Festival Gabo para asistir al concierto?
El concierto no requiere inscripción previa; para asistir debes portar una manilla que podrás reclamar en el Jardín Botánico.

Entonces, ¿para qué me sirve inscribirme al Festival Gabo?
Para tener prioridad de ingreso a las más de 45 actividades gratuitas que tenemos preparadas para ti. Inscríbete aquí.

¿Qué debo hacer para asistir al concierto?
Debes reclamar una manilla que será el único requisito al momento de ingresar.

¿Dónde debo reclamar mi manilla?
Podrás reclamarla en el punto de registro del Festival que se habilitará en la entrada del Orquideorama del Jardín Botánico.

¿Cuándo debo reclamar mi manilla?
Los horarios habilitados son:
Jueves, 28 de septiembre: de 1:00 p.m. a 6:00 p.m.
Viernes, 29 de septiembre: de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.
Sábado, 30 de septiembre: de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

¿Qué debo presentar al reclamar la manilla?
Debes presentar tu cédula o documento de identificación.

¿Cuántas manillas se pueden reclamar por persona?
Máximo dos manillas.

¿Puedo reclamar mi manilla junto con mi escarapela?
Sí. Si te inscribiste al Festival Gabo podrás reclamar tu escarapela en los mismos horarios y lugar mencionados anteriormente y pedir también tus manillas.

¿A qué hora debo llegar al concierto?

Las puertas de ingreso al concierto se abrirán a las 6:30 p.m. De 8: 00 a 9:00 p.m. los asistentes podrán disfrutar de la presentación de Actualidad Panamericana en vivo, un consejo de redacción del portal satírico de referencia en Colombia, y quienes deseen podrán permanecer en el lugar para presenciar el concierto.

¿Habrá puestos asignados dentro del recinto?
No. El concierto sólo cuenta con una localidad sin sillería.

¿Cuál es la edad mínima para asistir?
Solo se permite el ingreso de mayores de edad.

¿Puedo ingresar bebidas alcohólicas?
No. El concierto cumplirá con todas las garantías consignadas en la Ley 1493 del 26 de diciembre de 2011.

Si tienes más dudas sobre el ingreso al concierto, escríbenos a contactenos@fnpi.org.

Carlos-Manuel-Álvarez-cortesía-del-autor.jpg

19 Septiembre, 2017

Carlos Manuel Álvarez, la pluma más joven de la lista Bogotá 39-2017 del Hay Festival, es el autor de La tribu, un libro que recopila sus mejores crónicas sobre “la Cuba que existe de verdad, la Cuba que perdura, la querida, la triste y la aborrecida, la de los versos de boleros y ahora de reggaeton, la que es para siempre, se quiera o no”, como comenta Jon Lee Anderson.

Ahí están las aventuras y los calvarios de unos cubanos que se van de la isla, buscando fortuna en el norte; la vida de un gran poeta que ha sido muy escasamente publicado y se resigna a morir en el anonimato; las cotidianidades de una exbailarina de Tropicana que vive en un vertedero de basura.

Álvarez, director de la revista digital de periodismo narrativo El Estornudo, regresa al Festival Gabo para compartir con los asistentes el proceso de investigación, financiación y escritura de su primer libro de crónicas en la sección Periodismo de tú a tú. Un grupo de 60 asistentes podrá conversar con él este sábado 30 de septiembre a las 4 p.m en el Auditorio del Parque Explora. Además, compartirá una conversación con los escritores caribeños Frank Báez y Alberto Salcedo Ramos, el viernes 29 a las 5 p.m. en el Teatro Explora. Inscríbete aquí al Festival Gabo.

Te presentamos un abrebocas de su trabajo:

La isla, vista desde sus personajes

Álvarez se ha caracterizado por hablar de Cuba desde el espectro de lo que son sus personajes. Así, se encuentran historias de personas que huyeron, soportaron, glorificaron o simplemente sobrevivieron la revolución desde diferentes ángulos.

Recomendado #1 – Los Enigmas de Bola:

Cuenta la historia de Ignacio Villa ‘Bola de Nieve’, un cantante negro y homosexual que además era considerado poco atractivo en una época de total machismo en la Cuba revolucionaria de 1933.

Frase destacada:

Del público obtendría varias respuestas –tomates, huevos, gritos racistoides de ‘negro gordo’, el abucheo de una muchachada que lo conocía bien y que de plano rechazaba los amaneramientos que ya afloraban en Bola–, ninguna que lo animara a seguir en los escenarios. Pero siguió”.

Lee la crónica completa aquí.

Recomendado #2 – Cuba, como congelada en el tiempo:

Tras la reapertura económica de la isla con Estados Unidos, Álvarez analiza cómo se percibe la ciudad de La Habana después de tantos años de aislamiento y atraso y se pregunta qué pasará cuando entren los turistas y salgan los cubanos.

Frase destacada:

…todas las buenas nuevas que han sucedido en el lapso apretado de los últimos meses, desde que se reiniciaran las relaciones con Estados Unidos, han terminado en sonoros fracasos, por lo que no habría qué temer. La Habana no se va a volver Dubái, todavía”.

Lee el texto completo aquí.

Recomendado #3 – El ‘pitcher’ negro de las medias blancas:

Para narrar la repercusión de las leyes migratorias cubanas durante la era Fidel, Álvarez cuenta la historia de ‘Contreras’, un lanzador de béisbol que regresa a Cuba después de varios años en Estados Unidos. Desde 1959, a los deportistas cubanos que intentaran hacer carrera fuera del país se les prohibía la entrada durante los siguientes ocho años, lo cual marcó en dos la historia que muchos habían construido con sus seguidores y sus equipos.

Frase destacada:

En todo ese tiempo su consagración y persistencia cobraron merecida fama. Tanta que Will González, comentarista de ESPN, llegó a sugerirle a Yoenis Céspedes, jardinero contratado por Oakland a inicios de 2012, que aprendiera de Contreras cómo asumir la escabrosa transición de exiliado cubano a estrella consistente en las Grandes Ligas”.

Lee la crónica completa aquí.

Sobre el Premio y Festival Gabo 

Es convocado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética en el periodismo, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia.

El Premio y el Festival son posibles gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y las empresas Bancolombia y el Grupo SURA y su filiales en América Latina.

Bernardo_Esteves1200-1200x800-1200x800.jpg

18 Septiembre, 2017

Uno de los fuertes de Bernardo Esteves es la capacidad para relacionar historias científicas con asuntos de medio ambiente y política que ocurren en el momento. Para este periodista, los temas más complejos pueden hacerse cercanos y comprensibles para cualquier persona si se les da el manejo adecuado y se les quita la etiqueta de “nicho”.

El reportero de la Revista Piauí estará en el Festival Gabo conversando en el espacios de interacción de Periodismo de tú a tú sobre las claves del buen periodismo científico en la era de la información y las redes sociales. Inscríbete aquí al Festival Gabo para asistir a esta y otras 45 actividades sin costo.

Te presentamos los mandamientos que ha compartido Bernardo Esteves en entrevistas recientes para hablar de ciencia desde el periodismo :

  1. Cuestionar. Aplica para todas y cada una de las afirmaciones que se encuentran para asegurarse de la veracidad de la información.
  2. Contextualizarse. Comprender los contextos de la información permite dimensionar su importancia y formar un criterio frente a cada tema.
  3. Documentarse. Por más dispendioso que sea, hay temas que requieren decenas de entrevistas, lecturas de libros y publicaciones científicas para tener una documentación sólida
  4. Modernizarse. Comprender las redes sociales y adaptarse a la manera en que viaja la información.
  5. Atraer. Al hacer periodismo científico se debe procurar que el contenido pueda ser casi tan llamativo como ver una serie de televisión. Para Esteves, la ciencia es parte de la cultura y está presente en cada aspecto de la vida.
  6. Integrar la ciencia. Si se aprende a conectar las historias científicas con las demás secciones de un medio de comunicación es más probable que dichas notas se hagan más interesantes y digeribles para el común de las personas.
  7. Compartir. Dentro de una sala de redacción los periodistas científicos pueden compartir conocimientos con las demás secciones y buscarle el aspecto de “ciencia” a casi cualquier historia para encontrar enfoques interesantes y únicos.
  8. Dimensionar. El impacto que una noticia puede tener para las decisiones políticas o sociales que ocurren dentro de una comunidad podrían verse influenciadas por una noticia científica.
  9. Ética y responsabilidad. En temas críticos para el planeta como el calentamiento global la responsabilidad del periodista puede hacer toda la diferencia.
  10. Dedicarse. Una buena historia solo se construye con dedicación.

Sobre Bernardo Esteves

El periodista brasileño Bernardo Esteves es reconocido internacionalmente por su trayectoria en el periodismo científico, rama de la reportería que se mantiene en continuo debate y crecimiento.

Esteves es periodista de ciencia, medio ambiente, salud y tecnología en la revista Piauí y editor de la revista digital Ciência Hoje On-line. Tiene un doctorado en Historia de la Ciencia y ha sido jurado del Premio Roche de Periodismo en Salud.

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación, el rigor en el tratamiento de los hechos y la coherencia ética en el periodismo. Está inspirado en los ideales y la obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia.

El Premio y el Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina.

SALV_Tatiana-Huezo-Tempestad-1200x637.jpg

18 Septiembre, 2017

Tatiana Huezo retrata de manera íntima ­y respetuosa los pensamientos más dolorosos de sus personajes desde su primer documental El lugar más pequeño, realizado en 2011. Con este filme relató la guerra civil salvadoreña y cómo estos hechos moldearon a un país que todavía vive algunos de los rezagos de este episodio de su historia.

En 2016 estrenó Tempestad, sobre la impunidad y las fallas de la justicia mexicana en el caso de dos mujeres de ese país que sufren las consecuencias de una sociedad donde la violencia y la corrupción son la norma. Este trabajo, que ganó el Premio Fénix en cine iberoamericano, podré verse durante el Festival Gabo, el viernes, 29 de septiembre a las 5 p.m. en el MAMM. Al final la proyección, conversará con la directora de cine Daniela Abad. Inscríbete al Festival Gabo.

Cinematografía y narración

Tatiana Huezo se caracteriza por su capacidad para captar los momentos en que el personaje se conecta con su propia historia y comparte desde lo más personal en una atmósfera que deja un aire a confesión. De hecho, la narración oral es centro de sus historias, que zdan protagonismo a los relatos en la voz de los personajes.

Su ejercicio cinematográfico reta al espectador a recordar constantemente que lo que está viendo es un documental, ya que por momentos desliga sonido e imagen para dar todavía más fuerza a su narrativa visual. Actualmente, con Tempestad México espera tener un representante para los premios Óscar y los Goya en 2018.

La ‘Tempestad’ de la injusticia

Tatiana Huezo ha definido su más reciente documental como “un mar de rostros”. Con esto quiere decir que México está lleno de personas que sufren en silencio por la incertidumbre de la violencia y la inseguridad de vivir en un lugar donde no se puede confiar en las autoridades. Donde mujeres como Adela, una de las protagonistas de Tempestad, reciben amenazas por continuar en la búsqueda de sus familiares desaparecidos. Y mujeres como Miriam, la otra protagonista, viven el infierno de pasar por una cárcel en un país corrupto por cuenta de un crimen que jamás se cometió.

A la larga, Huezo logra que quienes vean el documental entiendan lo cercana que se encuentra la posibilidad para cualquier persona de perder a un ser querido sin obtener respuestas por parte de las autoridades.

Tatiana Huezo se ha convertido en uno de los referentes del documental contemporáneo en Latinoamérica, por rescatar del olvido aquellas historias que se hacen comunes, pero no por ello menos complejas, y con las que busca revivir el sentimiento de solidaridad y empatía por el otro.

Sobre el Premio y Festival Gabo 

 Es convocado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética en el periodismo, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia.

El Premio y el Festival son posibles gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y las empresas Bancolombia y el Grupo SURA y su filiales en América Latina.

Vokaribe1-1200x674.jpg

18 Septiembre, 2017

Con una identidad clara, Vokaribe, la emisora comunitaria fundada en 1993 en Barranquilla, se conecta con la realidad mundial para informar desde su voz caribeña a nivel local.

La 89.6 FM se enfoca en la región metropolitana y suroccidental de Barranquilla, esta última considerada marginal por algunos. Allí se estima que viven más de 500.000 personas en 70 barrios de comunidades multiculturales, a donde Vokaribe pretende llegar para ofrecer un espacio para que las voces locales puedan conectarse con su propia gente.

Walter Hernández, cofundador de este proyecto y de la agrupación Systema Solar, estará en el Festival Gabo conversando en la sección Periodismo de Tú a Tú. Inscríbete aquí para acceder a esta y otras 45 actividades gratuitas.

La audiencia de Vokaribe

Vokaribe pretende crear una “cultura de comunicación”, donde no solo hay entretenimiento y herramientas de distracción, sino también referentes para un “mejor vivir”. Estas son las comunidades a las que les hablan diariamente:

Las mujeres. Uno de los grandes intereses de Vokaribe es convertirse en un lugar donde las mujeres sean más visibles que nunca. ¿Y cómo? A través de espacios donde pueden hablar de procesos legales que suelen verse entorpecidos por trámites burocráticos.

Los niños. La emisora abre espacios de conversación que los hagan partícipes de las dinámicas de su comunidad e incentiven su curiosidad por entenderla y re-imaginarla. Así, buscan que los adultos se interesen por lo que los más pequeños tienen para decir, es por esto que han creado una franja infantil de media hora diaria.

Los mayores. Una de las reflexiones que se plantea Vokaribe es la pérdida del respeto por los ancianos, en una sociedad que ha olvidado el hábito de escuchar atentamente al otro. El saber ancestral de los mayores corre el riesgo de perderse para siempre si los jóvenes no comienzan a escuchar, y a través de esta frecuencia modulada, ellos tienen la oportunidad de compartir sus saberes, revivir historias de sus vidas y conectarse con la dinámica local.

Población LGBTI. En atención a la gran diversidad de población que convive en el suroccidente de Barranquilla, Vokaribe también abre sus micrófonos a las minorías étnicas y LGBTI en la lucha por promover un pensamiento más abierto.

Indígenas. El Programa de Comunicaciones del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) participa de la producción de un espacio en la parrilla de programación que ocurre todos los lunes a las 11 de la mañana.

Un empujón a la música local

Otro de los grandes pilares de Vokaribe consiste en convertirse en una especie de trampolín donde músicos y agrupaciones locales tengan la oportunidad de darse a conocer sin tener que ceder a toda la maquinaria que existe detrás del chance de sonar en alguna emisora nacional. De esta manera, no solo los nuevos artistas podrán cumplir su sueño de escuchar su mensaje y su sonido en una difusora, también los productores locales verán un reconocimiento implícito a su trabajo.

El aspecto musical de Vokaribe tiene una nutrida participación en la parrilla de programación, con programas de selección musical como ‘Sónikas’, ‘Verbena’, ‘Yerbabuena’, ‘SalZona’ y ‘Fuelles y Teclas’.

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética en el periodismo, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia.

El Premio y Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y las empresas Bancolombia y el Grupo SURA y su filiales en América Latina.

X