PREMIO Y FESTIVAL GABO 2017

Espera pronto la programación
del Festival Gabo 2017


Panamá5-1200x900.jpeg

25 Abril, 2017

El pasado 21 de abril se realizó en Ciudad de Panamá un evento de presentación del Premio y Festival Gabriel García Márquez de Periodismo 2017, que contó con la asistencia, entre otros, de Aimee Sentmat de Grimaldo, presidenta de Banistmo; Guillermo Antonio Ademes, presidente de la Fundación Forum de periodistas de Panamá; Mariela Sagel, miembro de la junta directiva de  Forum de periodistas de Panamá; Natalia Algarín, directora de Proyectos especiales de la FNPI; Daniel Marquínez, coordinador del Premio Gabo, y Jon Lee Anderson, cronista y miembro del consejo rector del Premio Gabo.

Este evento se realizó en el marco del taller de periodismo investigativo que Jon Lee Anderson condujo del 17 al 19 de abril en el Centro Cultural de España Casa del Soldado; actividad organizada por la Fundación Forum de Periodistas con el apoyo del taller Editorial Concolón.

Durante la presentación, Natalia Algarín recordó que el Premio Gabo tiene su convocatoria abierta en las categorías Texto, Imagen, Cobertura e Innovación hasta el 17 de mayo. El objetivo de este reconocimiento “es incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación, el rigor en el tratamiento de los hechos y la coherencia ética por parte de los periodistas que trabajan y publican de manera regular en los idiomas español y portugués para el público de América, España y Portugal”.

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. Puedes consultar  las bases del Premio Gabo en este enlace.

Durante el evento de presentación, Natalia Algarín también hizo referencia al programa de Ética Periodística y Sostenibilidad en los Medios, una iniciativa busca abrir un espacio de reflexión y debate acerca de los cambiantes desafíos éticos que enfrentan los periodistas.

El programa, que cuenta con el apoyo de los Grupos Bancolombia y SURA, incluye una página web que se actualiza diariamente, un consultorio ético al que los periodistas pueden acudir para plantear sus dilemas éticos, un grupo en Facebook para alertar sobre noticias falsas y varias publicaciones impresas.

Gracias al trabajo realizado desde este programa, la FNPI es una de las organizaciones aliadas de la Iniciativa para la Integridad de las Noticias, un consorcio global que busca ayudar a las personas a que hagan juicios informados sobre las noticias que leen y comparten en línea.

Charla pública

La presentación del Premio y Festival en Panamá estuvo acompañada por una charla pública que condujo Jon Lee Anderson en la Universidad de Panamá. Aquí puedes ver la charla completa Periodismo real en la era Trump.

Durante una hora, el cronista de The New Yorker contó su experiencia como reportero de guerra en África al inicio de su carrera, planteó la posición que cree que debe asumir el periodismo ante los ataques del presidente estadounidense, e invitó a postular al Premio Gabo.

“El Premio Gabo crea un horizonte nuevo que no existía en América Latina, crea un norte alcanzable para jóvenes periodistas de hacer bien el trabajo y ser reconocidos por sus colegas”, aseguró.

Munita2-1200x801.jpg

21 Abril, 2017

Foto: Tomás Munita, publicada originalmente en National Geographic.

Dos series fotográficas han ganado el Premio Gabo en categoría Imagen: Azúcar amargo y Vaqueros extremos. La primera, de Esteban Félix, revela el drama de los trabajadores de caña en Nicaragua por una misteriosa epidemia que los lleva a la muerte; mientras que la serie de Tomás Munita retrata un oficio poco conocido de la Patagonia chilena. (Encuentra aquí las bases para postular al Premio Gabo o los requisitos para participar en la categoría Imagen).

Aquí contamos cómo sus autores hicieron estos trabajos y qué lecciones sobre el oficio periodístico les dejó el proceso.

Azúcar amargo

Con Azúcar amargo -una serie fotográfica que documenta las muertes de trabajadores de caña en Nicaragua por insuficiencia renal crónica- Esteban Félix se convirtió en el primer ganador del Premio Gabo en categoría Imagen en 2013. El fotógrafo de The Associated Press pasó semanas en Chichigalpa para documentar la pérdida de vidas por esta epidemia que ha matado a más de 24.000 personas en El Salvador y Nicaragua.

El resultado es un video en el que las fotografías son complementadas con el testimonio del fotógrafo que contextualiza el tema y videos de la vida y la muerte en Chichigalpa y testimonios de los familiares. Para el jurado, “su trabajo representa una excelente muestra de la evolución periodística de los formatos de imágenes en el momento presente”.

Estos son tres aprendizajes sobre el oficio del periodismo que este trabajo le dejó a su autor:

Hay personas que necesitan desesperadamente ser escuchadas. Cuando llegó a Chichigalpa, Esteban Félix fue recibido con los brazos abiertos por una comunidad que “había caído en la decepción de que sus vidas no eran importantes para las otras personas” pues nadie en Nicaragua había informado sobre el problema. Fue tal la necesidad de mostrar su realidad, que uno de los trabajadores enfermos le pidió al fotógrafo que retratara el momento de su muerte. 

Ante la duda, ir al terreno. Algunos temas que rondan en la cabeza de los periodistas pueden llegar a manera de rumores, sin cifras o hechos confirmados. Tal fue el caso de los trabajadores de caña; ante cifras tan altas y hechos tan graves que creía producto de la exageración, Félix entendió que “lo mejor es ir uno mismo a comprobar si es cierto o no”.

Las historias están a la vuelta de la esquina. Esteban Félix recomienda hacer retratos de la vida cotidiana de una comunidad como vía para encontrar historias reveladoras: “Las puedes encontrar en cualquier lugar, lo importante es tener el ánimo para poder reconocerlas, hacer los contactos y encontrar a las personas idóneas que te permitan retratarlos”, explicó durante una charla web en 2015.

Vaqueros extremos

 

Vaqueros extremos Munita

Esta foto hace parte de la serie Vaqueros extremos, de Tomás Munita, publicada en National Geographic. Ver serie completa aquí.

El chileno Tomás Munita ganó el Premio Gabo en 2015 con la serie fotográfica Vaqueros extremos, que documenta un oficio que está desapareciendo y que la mayoría de los chilenos no conocía: el de los balagueros, hombres de la Patagonia que se dedican a capturar el ganado que escapa de los cercos y se hace salvaje. Fueron más de 20.000 fotografías en 60 días de trabajo repartidos en varios viajes. El resultado fue, como lo calificó el jurado, “un ensayo fotográfico de un estilo narrativo que remite a grandes tradiciones de la pintura paisajista”.

Estos son algunas lecciones sobre el oficio del periodismo que este trabajo le dejó a su autor:

Creer en la belleza de la imagen. Tomás Munita ha capturado con su lente conflictos en Oriente Medio y Centroamérica; paisajes en la Patagonia y en el Sahara, un terremoto en Pakistán y la muerte de Fidel Castro en Cuba. En todos estos escenarios opta por buscar la belleza en ocasiones que muchas veces son dolorosas o injustas: “Lo hago porque la belleza encuentra su propio camino en las personas”.

Ser sensible y dejar a un lado los prejuicios. Antes de empezar a trabajar con los gaucheros, Munita pensó que el contacto con estos hombres sería difícil y distante. Sin embargo, con los pies en la Patagonia, se dio cuenta de que a pesar de tener un paisaje tan rudo y tener un trabajo tan brutal son gente maravillosa y cariñosa”, así lo reveló durante el Festival Gabo 2015.

Por eso para lograr imágenes con ‘alma’, recomienda como primer paso “entender qué es lo que realmente te está llamando la atención en una situación y acercarse a eso, y no a la idea preconcebida de cómo construir un relato”.

Sobre el Premio Gabo

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.

Captura-de-pantalla-2017-04-21-a-las-2.23.49-p.m.-1200x619.png

21 Abril, 2017

Foto: Fotograma del documental La muerte de Jaime Roldós, de Manolo Sarmiento y Lisandra Rivera.

La estética del documental y el rigor investigativo del periodismo pueden complementarse para lograr piezas audiovisuales de alto impacto. Así lo han demostrado dos documentales ganadores del Premio Gabo en la categoría Imagen: La muerte de Jaime Roldós, de Ecuador, y Jaci: siete pecados de una obra amazónica, de Brasil. (Encuentra aquí las bases para postular al Premio Gabo o los requisitos para participar en la categoría Imagen).

Aquí contamos cómo sus autores dedicaron años de investigación a estas historias y qué lecciones sobre el oficio periodístico les dejaron estos trabajos.

La muerte de Jaime Roldós

Manolo Sarmiento y Lisandra Rivera ganaron el Premio Gabo en 2013 por el documental La muerte de Jaime Roldós. En esta pieza audiovisual los periodistas no solo convirtieron actual un hecho ocurrido 30 años atrás, sino que le revelaron al país una verdad que cambiaría su historia: el presidente Roldós no habría muerto en un accidente aéreo, como indicaba la versión oficial, sino como consecuencia de una conspiración en la cual habría estado envuelta la CIA y la dictadura argentina.

Para el jurado, “este trabajo es una muestra de lo que puede ser el periodismo en el momento de enfrentarse con temas mayores, como la historia de un continente en una época específica”.

Las lecciones periodísticas que deja este trabajo:

La motivación de encontrar verdades ocultas. Fueron 7 años los que Sarmiento y Rivera dedicaron a desempolvar la verdad del caso Roldós. Además de adentrarse en cientos de horas de material de archivo, conocieron de cerca el drama de la familia de quien sería recordado como el presidente que le devolvió la democracia a Ecuador.

Cuando desempolvamos los documentos públicos e íbamos descubriendo verdades sentíamos rabia e indignación al ver cómo los militares habían ocultado la investigación. Le comentábamos a Santiago (el hijo de Jaime Roldós) lo que íbamos encontrando, lo que nunca pasaba a los titulares. Eso nos motivó a seguir buscando la información”, aseguró Manolo Sarmiento durante el Festival Gabo 2013.

Dejarse llevar por la curiosidad. Sarmiento cuenta que cuando empezaron a revisar materiales de archivo algunos historiadores les recomendaron metodologías para encontrar respuestas en una cantidad descomunal de información. Sin embargo, la pasión por el tema les impidieron seguir esquemas: “Cuando llegábamos al archivo nos guiaban la intuición y la curiosidad. Así fue como encontramos imágenes inéditas de Lambruschini, el dictador argentino, con Sorroza, el comandante de la marina ecuatoriana”.

El rechazo de la velocidad. Tanto en la tarea de investigación como en el ritmo del video, este trabajo se aleja de la inmediatez que suele exigir el periodismo. Ese “rechazo de la velocidad” fue una decisión de los autores al entender la magnitud del capítulo que estaban reabriendo: “Hicimos una primera entrevista de 40 minutos con Santiago (Roldós) que fue muy reveladora, casi una sesión de sicoanálisis. Eso nos hizo pensar: ‘tenemos que tener un trabajo a la altura de este testimonio, de este tiempo entregado por el personaje”.

Jaci: siete pecados de una obra amazónica

Jaci: Siete pecados de una obra amazónica – Finalista del Premio Gabo 2016 en la categoría Imagen from FNPI on Vimeo.

Caio Cavechini lideró el equipo que documentó la construcción faraónica de una hidroeléctrica en medio de la selva amazónica a través del documental Jaci: sete pecados de uma obra amazónica, ganador del Premio Gabo en 2016.

Esa construcción alojó a 25.000 obreros, costó 15 mil millones de reales y represó el imponente río Madeira, en Rondonia. Una iniciativa que despertó ambiciones, pasiones e iras y dejó muchos corazones rotos en el expueblito de Jaci-Paraná. Para entender el ambiente que generó esa revuelta histórica, el equipo siguió a lo largo de cuatro años las aventuras de los trabajadores procedentes de diversos estados.

Las lecciones que deja este trabajo:

La relación de confianza solo se construye con el tiempo. El documental ganador no solo denuncia las consecuencias de la hidroeléctrica, sino que logra adentrarse en lo más íntimo de la vida de los trabajadores de la obra. Para conseguir esos testimonios e imágenes fue clave la confianza: “Al comienzo hay poca confianza pero después ellos se dan cuenta de que no estamos ahí para hacer una nota corta y salir, sino que estamos por mucho tiempo y muchas veces”, aseguró Caio Cavechini en entrevista durante el Festival Gabo. Además, desde el inicio se comprometieron a llevarles el documental una vez estuviera listo.

Hay comunidades que tienen una necesidad de narrar y ahora la tecnología lo permite. Una construcción como esta contaba con muchas limitaciones para acceder a la obra, por eso varias de las imágenes de lo que ocurría en “la ciudad del pecado”, como llamaban los trabajadores a Jaci, fueron grabadas por los mismos empleados con sus celulares.

Un documental no se termina, uno desiste. Para Cavechini, “un documental nunca termina porque es la realidad, y la realidad está siempre cambiando”. Varias veces creían que habían llegado al final del reporteo cuando ocurrían hechos clave, como una inundación de proporciones históricas, que los obligaban a seguir grabando.

Sobre el Premio Gabo

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.


20 Abril, 2017

El periodista Jon Lee Anderson, maestro de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- y miembro del Consejo Rector del Premio Gabo, estuvo en la Universidad de Panamá conduciendo la charla Periodismo real en la era Trump.

Durante una hora, contó su experiencia como reportero de guerra en África al inicio de su carrera, planteó la posición que cree debe asumir el periodismo ante los ataques del presidente estadounidense, e invitó a postular al Premio Gabriel García Márquez de periodismo. (Encuentra aquí las bases para postular al Premio Gabo 2017).

“El Premio Gabo crea un horizonte nuevo que no existía en América Latina, crea un norte alcanzable para jóvenes periodistas de América Latina de hacer bien el trabajo y ser reconocidos por sus colegas. Los periodistas que no se sienten apreciados dentro de su redacción, recuerden que hay un premio García Márquez que puede darles reconocimiento por fuera. Hay un mundo esperando por ustedes”, dijo Anderson al final de la charla.

En la charla también participaron Natalia Algarín, directora de Proyectos especiales de la FNPI; Rafael Bolívar, decano de la Facultad de Comunicación social de la Universidad de Panamá; y Guillermo Adames, presidente de la Fundación Forum de Periodistas de Panamá.

 

Jon-Lee-Anderson-Foto1-Por-Julián-Roldán-FNPI-copia.jpg

18 Abril, 2017

El jueves 20 de abril, Jon Lee Anderson conducirá en Ciudad de Panamá la charla pública Periodismo real en la era de Trump, que podrá verse en directo a través de www.festivalgabo.com.

¿Cuándo?: jueves, 20 de abril a las 10:00 a.m.

¿Dónde?: Auditorio Gil Blas Tejeira, Universidad de Panamá.

Jon Lee Anderson, maestro de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- y miembro del Consejo Rector del Premio Gabo, abordará los desafíos del periodismo tras la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y compartirá reflexiones para informar sobre las principales decisiones de la Casa Blanca desde el periodismo investigativo.

Durante el encuentro, el maestro también tendrá la oportunidad de explicar los objetivos y la mecánica del Premio Gabo, que tiene sus inscripciones abiertas hasta el 17 de mayo. Será una oportunidad para resolver dudas sobre cómo postular a una de las cuatro categorías del concurso (Texto, Imagen, Cobertura o Innovación) y conocer qué conclusiones ha dejado el Premio en sus cuatro ediciones anteriores.

Esta charla de entrada libre hasta completar aforo tendrá lugar en el marco del taller de periodismo de investigación que conduce Jon Lee Anderson en Panamá, organizado por la Fundación Forum de Periodistas.

Jon Lee Anderson

Es un periodista estadounidense (California, Estados Unidos, 1957). Se inició como periodista en Perú en 1979 como miembro del semanario The Lima Times y se especializó desde entonces en temas políticos latinoamericanos y en conflictos modernos, incluyendo los de Afganistán e Iraq. Ha desarrollado una escuela sobre la forma de escribir perfiles, habiendo realizado los de importantes personalidades mundiales como Fidel Castro, Gabriel García Márquez, Augusto Pinochet, el rey Juan Carlos I de España y Hugo Chávez. Ha publicado los libros: Che Guevara: Una Vida Revolucionaria (1997), La tumba del León: Partes de guerra desde Afganistán (2002) y La caída de Bagdad (2004), entre otros. También ha escrito artículos para The New York Times, Financial Times, The Guardian, El País y Harper’s Magazine. Forma parte de la plantilla permanente de la revista The New Yorker, y ha sido maestro de la FNPI desde el año 2000.

Jon Lee Anderson ganó en 2013 el Premio María Moors Cabot que cada año entrega la Universidad de Columbia en Nueva York a periodistas que con su destacada trayectoria han contribuido a mejorar las relaciones en el continente americano.

Collage-obrasGabo-1200x873.jpg

12 Abril, 2017

Ganadores y finalistas del Premio Gabo, en sus cuatro ediciones, nos contaron cuáles son sus textos periodísticos favoritos de Gabriel García Márquez. Crónicas, columnnas, perfiles y libros que se convirtieron en clásicos hacen parte de esta selección. (Recuerda que el Premio Gabo 2017 tiene sus inscripciones abiertas, consulta aquí las bases para postular al Premio Gabo).

Sobre el Premio Gabo

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.

Cien-años.jpg

12 Abril, 2017

Desde 1967, cuando se publicaron los primeros 8.000 ejemplares de Cien años de soledad en Buenos Aires, la novela de Gabriel García Márquez fue calificada como un clásico instantáneo. Durante estos 50 años esta obra no solo ha sido traducida a más de 40 idiomas y ha sido leída por millones de personas, sino que ha servido de inspiración y referente para escritores y periodistas en todo el mundo.

Algunos de los ganadores y finalistas del Premio Gabo en sus cuatro ediciones nos contaron qué significó para ellos la lectura de la obra más universal del nobel colombiano. (Consulta aquí las bases para postular al Premio Gabo 2017).

Alejandro Almazán, ganador de Texto en 2013

Alejandro AlmazánCien años de soledad le recuerda al lector que todo mundo tiene su Macondo. El mío es un barrio arrumbado al oriente de la Ciudad de México. Allá ocurrían historias salvajes, pero también sucedían otras que carecían de sentido. Y esas siempre fueron las más inquietantes. En ese barrio mi familia echó raíz, en los tiempos en que volaban mariposas, antes de que llegaran las balas. Cien años de soledad es un viaje al realismo mágico de nuestra propia historia”.

Maria Laura Chang, finalista de Cobertura en 2016

Maria Laura Chang, Cobertura Premio GaboCien años de soledad fue la primera novela que leí dos veces. Fue además, la primera novela que me enredó en la historia a tal punto de sentirla mía. Macondo no era Macondo, era cualquier pueblo de América Latina y eso me encantaba. De ella me llevo la fortaleza y templanza de los personajes femeninos: Úrsula, Remedios, Santa Sofía de la Piedad, Amaranta y Rebeca. Gracias, Gabo”.

Pablo Piovano, finalista de Imagen en 2016

“En mi adolescencia tomé de la biblioteca una vieja edición desvencijada y con tapa roja de Cien años de Soledad. Con ese libro me deleité y en cada página se incrementaba una rara sensación de íntima expansión. A los pocos meses de haberlo terminado, en mi colegio secundario nos lo dieron como lectura obligada. Lo volví a disfrutar otra vez y la figura de Gabo se ancló como un ejemplo enorme de creatividad. El ejemplo de que todo es posible. Ese libro fue mi verdadero debut con la literatura, un encuentro estremecedor con el amor. Con lo que puede nombrarse aunque no tenga medidas”.

Javier Sinay, ganador de Texto en 2014

Javier Sinay ganador Texto Premio GaboEn ​Cien años de soledad encontré por primera vez la conjugación del juego imaginativo y de la ambición narrativa. Leí el libro en el colegio secundario, a los 15 años, y fue para mí un descubrimiento importante porque me llevó a leer otras novelas de Gabo y, luego, de sus compañeros del boom latinoamericano. Pero la magnitud de esa novela, y lo cautivante de su trama, casi no lo he vuelto a ver en las otras páginas del boom”.

Sabrina Duque, finalista de Texto en 2015

Sabrina Duque“Leí Cien años de soledad a los once años: estaba en la estantería y en casa no había edad para los libros. A los once, Cien años de soledad me enseñó sobre las finitud de la vida, los tabúes, las  pasiones, las guerras, la lujuria, la opresión, la tristeza del olvido, la belleza cotidiana, la magia escondida en el mundo. Con los años, encontré muchas otras lecturas, imágenes y lecciones.  Como cuando tengo un problema para describir alguna escena, vuelvo a esas imágenes hermosas de las cuales está llena la novela, como ascender al cielo entre sábanas recién lavadas, el baño amoroso repleto de mariposas amarillas o combatir el olvido poniéndole nombres a las cosas y escribir sobre una vaca que hay que ordeñarla cada día para ponerle la leche al café. Leer y releer esos pasajes me ha ayudado a desatar los nudos de mis historias, en esos momentos en que las palabras huyen de mí”.

Eduardo Suárez, ganador de Texto en 2014

Eduardo Suárez “Cien años de soledad es uno de los mejores libros que he leído. Destacaría sobre todo cómo un libro de ficción (y de ficción mágica) puede describir la realidad de un territorio de una forma tan fidedigna. Las supersticiones, los personajes, las hazañas de esos habitantes de Macondo nos transportan a un lugar que no está en los mapas pero que es profundamente real”.

Olga Lucía Lozano, ganadora de Innovación en 2013

 “Creo que la última frase de la novela es magistral: “porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra”. En particular porque cuando se lee, se quiere volver a leer la novela entera y todo lo que venga. No es un final, es apenas un nuevo comienzo. Así que más allá del contenido, es el reflejo que en ella queda de las ventanas abriéndose para colarse en otras historias”.

 

Laura Weffer, ganadora de Cobertura en 2014

 “Desde la primera frase es imposible soltar la obra, separarse de ella. La leí por primera vez cuando tenía 16 años y a lo largo de mi vida la he leído tres veces más. Es mi consentida”.

 

Mónica Baró, finalista de Texto en 2016

Mónica Baró “Cien años de soledad nunca ha dejado de inspirarme. Tengo varios fragmentos marcados que a cada rato leo y vuelvo a leer. Y siempre experimento cosas distintas. Me asombra mucho la manera en que narra las escenas de sexo entre sus personajes. Son narraciones impecables. Hay momentos en que necesito cerrar el libro y darme tiempo para asimilar la belleza de las imágenes que logra y dejar que  la lectura se me asiente en la cabeza. No es una obra para leer con prisa sino para habitar. Es muy sensorial. Ciertamente, mágica. Me hace imaginar”.

Diego Erlán, finalista de Texto en 2013

Diego Erlán “Cien años de soledad es la exuberancia en forma de novela. Un retrato de la historia del continente donde confluyen dictadores y revolucionarios, amores desesperados y epopeyas míticas y una carga de capricho y violencia inusitada. En esa sucesión initerrumpida de acontecimientos, donde no hay un resquicio de paz, García Márquez consiguió convertir en mito un territorio contradictorio y fascinante”.

Foto tomada de La Gaceta.

Sobre el Premio Gabo

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.

venezuela.jpg

7 Abril, 2017

Gabriel García Márquez decía que “una noticia nunca termina y nunca todo está contado”. Por eso el Premio Gabo dedica una de sus categorías –Cobertura- a reconocer aquellos trabajos que logren hacer un seguimiento riguroso de hechos coyunturales. (Encuentra aquí las bases para postular al Premio Gabo 2017 o consulta los requistos para postular en la categoría Cobertura).

Dos ganadores y una finalista de las ediciones anteriores del Premio Gabo en esta categoría dan algunos consejos para hacer coberturas periodísticas. Ellos lograron desentrañar las historias detrás de una marcha estudiantil que terminó en tragedia, la crisis de los medicamentos en Venezuela y la lujosa casa familiar del presidente mexicano.

Sobre el Premio Gabo

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.

Innovación-ganadores-1200x706.jpg

6 Abril, 2017

La innovación en el periodismo es mucho más que implementar herramientas tecnológicas y modos atractivos de presentar la información. Así lo han concluido los jurados del Premio Gabo en sus cuatro ediciones, por eso han galardonado aquellos proyectos que han demostrado no tener miedo a experimentar a la hora de contar historias. (Encuentra aquí las bases para postular al Premio Gabo 2017).

A continuación presentamos los trabajos que han ganado el Premio Gabo en la categoría Innovación y cinco maneras que encontraron para crear propuestas realmente novedosas.

Sobre el Premio Gabo

El Premio Gabo es organizado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano –FNPI- con el apoyo de una alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina. (Encuentra las bases para postular en este enlace).

Hasta el 17 de mayo, los periodistas que hayan publicado trabajos en español o en portugués entre el 1 de abril de 2016 y el 31 de marzo de 2017, en cualquier formato o tipo de medio, pueden postular a una de las cuatro categorías del concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación.