Cargando resultados

Cargando Resultados...

Cómo se financia el periodismo independiente en tiempos de crisis

Marcela Turati, María Catalina Colmenares, Vanina Berghella y Mario Tascón. Foto: Joaquín Sarmiento/Fundación Gabo. 

La crisis en los medios de comunicación no se puede tapar con un dedo. Muchos son los conflictos por los que atraviesa el periodismo, desde no ser fiel a sus principios sino a los intereses económicos hasta tener que sobrevivir trabajando con las uñas —si lo concebimos como un sujeto—.

Es precisamente esa búsqueda de independencia editorial, de hacer periodismo veraz y con criterio, lo que ha motivado a un número considerable de periodistas a trabajar en defensa del derecho a la información en América Latina. Estos emprendimientos periodísticos que han surgido en el ecosistema mediático se enfrentan a retos económicos, tecnológicos y políticos para poder producir; sin embargo, aun así encuentran la forma de salir a flote.

En la charla ‘¿Cómo se financia el periodismo independiente en América Latina?’, Marcela Turati, María Catalina Colmenares, Vanina Berghella y Mario Tascón hablaron de las iniciativas que buscan impulsar este tipo de proyectos y las oportunidades que hay para emprender e innovar frente a las necesidades de cada contexto.

Vanina Berghella, directora de Velocidad, una aceleradora que pretende impulsar los modelos de negocio de medios digitales e independientes en América Latina, comentó que la pregunta ha sido la misma desde hace 20 años, y que la respuesta también es igual: “La pregunta del millón es respecto a la crisis y los distintos factores que están afectando a los medios de comunicación en distintas partes del mundo. ¿Qué vamos a hacer?: encontrar formas”.

Para hallarlas se refirió a los proyectos independientes. Aclaró que se debe pensar de acuerdo con el contexto y la audiencia a la que se quiere dirigir o la que ya los sigue. “Hablamos de estas apuestas que tienen intenciones de que los medios emprendedores en Latinoamérica tengan la oportunidad de pensar su modelo de negocio, su sustentabilidad. Para esto es importante pensar en la línea editorial y focalizarse”.

Dijo que actualmente casi todos los medios están trabajando en varias fuentes de financiamiento, pues la apuesta no puede ser por una sola, la inversión debe estar dada por distintos patrones. Marcela Turati leyó una gran lista de opciones a las que recurren, entre las que mencionó la aplicación a becas, apelar al apoyo de organizaciones filantrópicas, a los colegas, ofrecer almuerzos o cenas, realizar talleres, vender arte, asesorías o postres, entre otras.

María Catalina Colmenares,directora de programas para América Latina del Media Development Investment Fund, entre tanto, hizo énfasis en el cambio de un modelo antiguo unidireccional en el que la información se da a la audiencia pasiva del lector que recibe sin haber una respuesta de vuelta, soportado con la publicidad.

“Todo ha cambiado mucho impulsado por las nuevas tecnologías. Hay que adaptar ese modelo, pues la publicidad que financia una organización, que además es súper rentable, ya no existe, lo que sí siempre existirá es el contenido, lo que la gente consume”.

Los medios de comunicación, sean independientes o no, deben repensar sus equipos y el abordaje que se le da a la información, pues ahora, de acuerdo con los expertos, como vivimos en un mundo horizontal en el que existen muchos espacios de interacción, la pirámide del poder de la información ya no es la respuesta. “Se debe tener en cuenta quién consume la información y de qué forma para entender cómo monetizar lo que hago”, indicó Colmenares.

Lo que sufren los periodistas independientes

Marcela Turati, coordinadora de proyectos en Quinto Elemento Lab, se refirió a una realidad latente, la que tienen que padecer los periodistas que deciden emprender porque pasan de preocuparse por construir verdaderas piezas periodísticas a buscar formas de financiar los proyectos. “También es cambiar un poco la identidad del periodista. Los que creamos nuestros propios colectivos siempre tenemos problemas con los salarios. Hay unos que apelamos a becas para realizar algunos reportajes, pero ¿y el pago de los servicios públicos y de todo lo que conlleva tener un medio independiente?”

Enfatizó en que anteriormente esta preocupación no existía por hacer parte de un medio tradicional, en el que solo se esperaba el cheque de la quincena, pero cuando se trabaja de forma independiente ya se apela más a la colaboración entre colegas para realizar los trabajos. “Pasamos esa etapa en la que hacíamos los textos o las investigaciones en los tiempos libres a conseguir, además, proyectos u otras alternativas que te permitan vivir.
Ahora cada vez que me encuentro con mis colegas en congresos o eventos ya no hablamos de los reportajes que hacemos, sino de cómo nos financiamos”.

Recalcó el hecho de que los periodistas independendientes deben tener siempre los proyectos en la “punta de la lengua” para que cuando se encuentren “de casualidad” con un filántropo o una organización sepan venderlos. “Si te topas con Bill Gates en un ascensor tienes cuatro minutos para exponer cuál es tu proyecto y cómo puede contribuir. Esto es para decir que se debe ser claros con el objetivo de lo que quieren hacer”.

La filantropía como financiamiento

Colmenares indicó que la filantropía tiene diferentes clases y que esto estaría relacionado con el tipo de organización. En el proceso de analizar qué medios independientes tienen posibilidades de acceder a los financiamientos, los filántropos hacen un análisis de qué tan probable es que los emprendimientos sean sustentables o rentables. “Hay una lógica que va más allá de una filantropía caprichosa: existen diferencias entre el que quiere un medio y que la filantropía lo financie y quién entiende su producto, su entorno y las fuentes que lo pueden apoyar”.

Arranque y sostenibilidad

No es lo mismo la financiación de arranque de un medio que la que se necesita para que sea sostenible en el tiempo, ahí es cuando aparece la incertidumbre. Claramente, apostar por este tipo de proyectos periodísticos totalmente independientes no es fácil, pero se puede lograr si existe un objetivo claro, una estructura y se plantea un modelo de negocio que propenda por diferentes alternativas que permitan sufragar el emprendimiento.

Sobre el Premio Gabo y el Festival Gabo

Es convocado por la Fundación Gabo con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética en el periodismo, con inspiración en los ideales y la obra de Gabriel García Márquez, y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia.

El Premio Gabo y el Festival Gabo son posibles gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los grupos Bancolombia y SURA con su filiales en América Latina.

Para mantenerte al tanto de las novedades del Premio Gabo y del Festival Gabo, puedes suscribirte a nuestro boletín o seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookInstagram y Twitter.

Comentarios:

avatar
  Suscribir  
Notificar de
Hecho con por