5 razones para que los medios latinoamericanos comiencen a pensar en su impacto

El brasileño Pedro Burgos tiene una misión que, para algunos periodistas, podría sonar como una especie de traición: convencer a los medios latinoamericanos de que “deberían hacer algo de lo que las agencias de relaciones públicas hacen hace años”. Se refiere, por supuesto, a entender con seriedad el impacto de lo que hacen.

A eso se ha dedicado en los últimos años, desde que fundó impacto.jor, una iniciativa que busca, según su sitio web, “medir el impacto del periodismo en las vidas de las personas”. Desde allí, Burgos y su equipo les ha ayudado a varios medios en su país no solo a reivindicar la importancia de su trabajo ante las audiencias, sino también a convencer a sus suscriptores o donantes de que sigan contribuyendo financieramente.

¿Por qué es hora de que los medios latinoamericanos comiencen a pensar con seriedad en el impacto que tienen en la sociedad? Estas son las 5 razones que ofreció Burgos en la primera sesión del taller Impacto y rentabilidad del periodismo de investigación, realizado el pasado martes 2 de octubre por El Faro y el Foro Centroamericano de Periodismo (Foro CAP) en el Festival Gabo 2018.

El impacto es una medida diferente y única para cada medio

Los medios digitales suelen medir su impacto con un conjunto de métricas comunes: páginas vistas, tiempo en sitio, usuarios únicos mensuales o interacciones en redes sociales. Esas medidas tienen una vocación publicitaria y, por eso, no suelen ser la forma adecuada de evaluar el éxito del trabajo de un medio de comunicación.

“Lo principal para entender el impacto de tu medio es entender cuál es su misión”, dice Burgos. Por ese motivo, el impacto es una medida diferente para cada uno. Si el medio intenta influir en el debate público, quizás una medida útil sea saber si los líderes de opinión lo leen; pero si su objetivo es ser la voz de los ciudadanos en los asuntos de una ciudad, una medida de impacto podría ser la cantidad de denuncias a las que las autoridades les dieron trámite.

Los medios deben aprender a ‘vender’ mejor su impacto

Burgos dice que muchos sitios de noticias mercadean sus suscripciones con los argumentos equivocados. “Te venden comodidad, que el periódico te llegue a tu casa, o no ver más el paywall”. A su juicio, los medios deberían hablar de lo que realmente pretenden y aportan, y deberían hacerlo sin remilgo alguno.

Lo bueno, dice Burgos, es que algunos ya están aprendiendo esa lección. Cada vez más, los periódicos digitales están intentando convencer a sus lectores con mensajes que le apuntan a la importancia e impacto de su periodismo. El mejor ejemplo, dice, es The Washington Post, con su lema “Democracy dies in darkness” (La democracia muere en la oscuridad).

Los impactos pequeños suman, pero hay que saber dónde están y cuándo ocurren

“A veces esperamos lograr un big impact, hacer renunciar un ministro o algo así. Pero esas historias son raras”, dice Burgos. Medir la importancia de un medio en términos tan exigentes no es sano y hace perder la vista a los lugares donde el cubrimiento noticioso sí logra cambiar las cosas: una calle que se reparó, o un problema local que se solucionó. “Cuando empiezas a recoger los impactos pequeños, la suma final es más grande”, añade.

Además, las medidas cuantitativas de impacto tienen puntos ciegos que también es importante tener en cuenta. Muchas veces una nota puede tener muy poquitas visitas en un sitio web, “pero si una persona de esas puede hacer algo, ya hay un gran impacto”.

Medir el impacto es una tarea de toda la redacción, pero alguien debe estar a cargo

La tarea de medir el impacto del trabajo de un medio no solo debe caer en las manos del editor de audiencias, o de la persona encargada de las métricas —que también debería existir, y ojalá que esté dedicada solo a eso. Es una labor que requiere “implementar procesos en el flujo de trabajo de la redacción, pues recoger pequeñas historias en las que tu organización ha generado impacto requiere un trabajo”

Al hacerlo, Burgos dice que “los mismos periodistas cambian su manera de pensar sobre su trabajo”. Más allá de obsesionar a los redactores con las métricas —y pervertir su criterio profesional, como sucede a menudo con esa clase de prácticas—, lo que propone es lograr que se sintonicen mejor con la misión del medio para el que trabajan.

Comunicar el impacto ayuda a que el medio sea sostenible

“En tiempos de disminución de la confianza en los medios, las organizaciones necesitan mejorar la comunicación del valor de su trabajo”, dice Burgos. Cada vez más son las audiencias las que pagan por el trabajo de los periodistas, por lo que convencerlas de que su aporte es importante y valioso es crucial para que los medios digitales cuenten con más suscriptores que les permitan hacer su trabajo con independencia.

Pedro Burgos en el Festival Gabo

Burgos estará en la charla El misterio de las audiencias: más allá del ‘engagement’, junto a Carolina Robino, Eduardo Salles, Antonio J. Rodríguez y Margarita Barrero. La actividad tendrá lugar el jueves, 4 de octubre, en el Orquideorama del Jardín Botánico.

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la FNPI – Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia. El Premio y el Festival son posibles gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los Grupos SURA y Bancolombia con sus filiales en América Latina.

 

Hecho con por