Noticias


Cuando el dibujo vale más que mil palabras: una charla con Joe Sacco

23 Agosto, 2017
MALT_Joe_Sacco.jpg

El novelista gráfico Joe Sacco ha convertido las viñetas del cómic en un megáfono de lo que ocurre en el mundo más allá de las mesas de negociación y las trincheras. Su trabajo es una mezcla de cómic underground y reportaje periodístico que lo han convertido en uno de los mejores del periodismo gráfico en el mundo.

Nacido en Malta pero viviendo en Estados Unidos desde hace varios años, Sacco ha captado la atención de la crítica gracias a obras como Palestina, novela ilustrada por la cual recibió el premio American Book Awards en 1996. Siguiendo esa línea, al año siguiente publicó Gorazde: Zona Protegida, que retrató la guerra civil en Bosnia. El autor volvería a hablar del tema de Palestina con su obra Notas al Pie de Gaza (2010) pero centrándose en los hechos de 1956.

Joe Sacco es uno de los invitados al Festival Gabo, donde conversará sobre su trabajo con Jon Lee Anderson. La cita es el sábado 30 de septiembre a las 5:00 p.m. en el Orquideorama del Jardín Botánico de Medellín. Inscríbete sin costo al Festival Gabo.

Empezaste en el periodismo tradicional pero te alejaste de él, ¿qué fue lo que te atrajo del periodismo gráfico para representar asuntos socio políticos?

Terminé en el periodismo gráfico por accidente. No encontraba una manera de hacer periodismo “regular” así que volví al cómic principalmente para hacer piezas humorísticas o satíricas. Eventualmente pensé que podía viajar, escribir y dibujar acerca de mis experiencias, y de alguna manera terminé regresando al periodismo. Encuentro el dibujo muy útil para retratar a las personas y los lugares. Puedes ayudar a que el lector se ubique inmediatamente en el hogar o la ciudad de otra persona. Con un dibujo puedes mostrar expresiones. Con un dibujo puedes llevar a las personas a un evento del pasado.

Anteriormente has hablado de cómo la objetividad es algo imposible para un periodista, ¿todavía piensas de esa manera?

Sí. Se puede hablar de un accidente de carro de manera objetiva, diciendo “esto es lo que pasó. El testigo dice esto, pero el otro testigo dice esto otro”. Generalmente, aunque un accidente de carro es trágico, no es un asunto de ideologías o de grandes trascendencias sociales. No obstante, cualquier cosa que involucre las emociones de las personas, ofensas, cargas históricas, etc., sí recae bajo ese concepto, y cualquier reportero trae consigo su propio contexto, prejuicios y comprensión de las relaciones de poder. Un reportero estadounidense en el Medio Oriente, por ejemplo, no cambia de la noche a la mañana a la objetividad pura. Un reportero debe conocerse en profundidad a sí mismo para tener claro cuáles son los elementos que él o ella traerá a la historia. Así logrará escribir de la manera más honesta posible.

¿Cómo manejar las respuestas negativas a tu trabajo, especialmente cuando se tratan temas como el Medio Oriente?

Ha habido algunas respuestas negativas, pero mi trabajo se vendía tan poco al comienzo que muy pocas personas pensaron que valía la pena criticarlo. Eso me favoreció porque me ayudó a definir mi propia postura antes de que el tema entrara en calor. Pero nunca me he sentido demasiado intimidado por los ataques, y tampoco se quedan en mi mente por mucho tiempo. Principalmente se trata de tiendas que no agregan mi trabajo a su inventario porque uno o dos compradores se quejan. No me siento amenazado por eso.

¿Cómo reconocer cuando una historia tiene un lado humano por contar?

Toda historia lo tiene. Es difícil encontrar una que no lo tenga.

¿Qué historias te gustaría retratar en los próximos años?

Me gustaría darle un vistazo a las historias sobre indígenas y aquellas que me ayuden a explicar la violencia más allá de los motivos históricos. En otras palabras, quiero aprender más sobre la psicología humana.

¿Cuál es el reto para novelistas gráficos que tratan de mostrar su trabajo en la era de las redes sociales?

Parece que hay muchas oportunidades para que vean tu trabajo, pero puede que sea visto solo por un grupo muy reducido de personas en redes sociales. El problema real es cómo hacer dinero de esta manera. Es una pregunta importante porque es menos probable que te dediques al dibujo si no te está dando para comer.

¿Qué consejo le darías a los que están comenzando en la novela gráfica?

Es importante saber que las novelas gráficas requieren mucho trabajo, si las vas a hacer bien –e incluso si te salen bien–, no hay garantía de que vayan a ser bien recibidas o de que reciban la atención que merecen. Es un negocio difícil, necesitarás suerte. Tienes que pensarlo con cuidado. Luego, si decides continuar, debes darle el 100%.

Sobre el Premio y Festival Gabo

Es convocado por la FNPI- Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación, el rigor en el tratamiento de los hechos y la coherencia ética en el periodismo. Está inspirado en los ideales y la obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia.

El Premio y el Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina.

Compartir

Comparte esta publicación con tus amigos

X