Premio Gabo

Rafael-Cabrera,-Sebastián-Barragán-y-equipo-de-la-casa-blanca-de-Peña-Nieto-(México)peque

La casa blanca de Enrique Peña Nieto

Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga, Irving Huerta, Sebastián Barragán y Carmen Aristegui
MÉXICO
Aristegui Noticias

Descripción del trabajo

La publicación de una entrevista a la primera dama de México, Angélica Rivera, en la revista ¡Hola!, en mayo de 2013, dio pie a una amplia investigación sobre la propiedad de una lujosa residencia en poder de la familia presidencial. El reportaje puso en tela de juicio la relación entre el Presidente Enrique Peña Nieto con un contratista que estaba siendo beneficiado por su Gobierno. Durante trece meses, los periodistas obtuvieron documentos de acceso público y cruzaron los datos con momentos clave de la vida privada y política de Peña Nieto y Rivera, una ex actriz de telenovelas. Un rompecabezas en el que farándula y Gobierno se unieron. El resultado mostró que la empresa Grupo Higa fue beneficiada con contratos por el político desde su época como Gobernador, al mismo tiempo que comenzó a financiar y construir la mansión -ahora conocida como “la casa blanca”- a gusto de la pareja, en la zona de mayor plusvalía de México. El punto clave fue el fallo para construir el Tren de Alta Velocidad México-Querétaro (el cuál sería el primero en su tipo en América Latina), pues a la fase final de la licitación llegó un único consorcio empresarial, entre las que estaban una paraestatal del Gobierno chino y Grupo Higa. Ese grupo finalmente ganó la multimillonaria obra. El Gobierno mexicano defendió el concurso. Pero tres días antes de darse a conocer la investigación periodística, el Gobierno canceló de forma abrupta el fallo. Tras la difusión del reportaje, el Gobierno entró en una crisis de credibilidad pues los señalamientos de presunta corrupción y conflicto de interés alcanzaron el más alto nivel: el Presidente y su familia.Ver el trabajo

Perfil del equipo

En el origen del equipo está Carmen Aristegui, periodista mexicana con trayectoria en radio, televisión, diarios y directora del sitio Aristegui Noticias. En 2012, mientras era titular del programa de radio Primera Emisión de Noticias MVS, Aristegui invitó como jefe de información a Daniel Lizárraga, periodista especializado en investigación. Tras varios reportajes y meses de trabajo, en mayo de 2014 se creó formalmente la Unidad de Investigaciones Especiales, con Lizárraga como jefe y a la que se sumaron, como piezas de un rompecabezas, los reporteros Irving Huerta, Sebastián Barragán y Rafael Cabrera, cada uno con experiencia diversa en medios. Unido el ensamble, y con apoyo de la producción del programa, se dio forma al reportaje de la casa blanca de Enrique Peña Nieto, publicado en noviembre de 2014 en Aristegui Noticias, debido a que la radiodifusora pidió que no se transmitiera en su frecuencia. Ese reportaje fue el triunfo y sentencia del equipo: en marzo de 2015, Noticias MVS despidió a todos bajo el argumento de un conflicto empresarial con Aristegui, pero los autores han señalado que todo apunta a una reprimenda desde el poder por publicar un reportaje que colocaba al presidente mexicano en un potencial conflicto de interés.

Comentarios del jurado

En un ambiente de gran corrupción institucional que ha caracterizado a México, esta investigación de trece meses dejó al descubierto, de manera irrefutable, los estrechos vínculos entre el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y una empresa contratista del Estado. Esta investigación revela sin lugar a dudas que la empresa construyó y entregó al Presidente la mansión de siete millones de dólares en que vive con su familia.

El equipo de periodistas demostró esta conexión con documentación y testimonios comprobables, sin necesidad de recurrir a fuentes anónimas ni indirectas. El resultado es una demoledora acusación presentada de un modo conciso, claro y con un impresionante grado de precisión.

Es un ejemplo impecable de independencia periodística.

El equipo utilizó las mejores herramientas disponibles para investigar, explicar y presentar esta historia, y puso a disposición del público los documentos, audios, videos, planos y demás evidencias que reunió utilizando las mejores técnicas del periodismo investigativo y de la narrativa multimedia: acceso a fuentes centrales, cruce y confirmación de datos, buen uso de leyes de transparencia pública, entrevistas, confrontación de fuentes, verificación in situ, todo lo cual convierte a La Casa Blanca de Peña Nieto en un modelo de cobertura.

La integración narrativa entre texto, video, fotos, documentos, gráficos y audio es ejemplar.

Este trabajo tuvo un gran impacto nacional e internacional. Desafortunadamente, los autores de esta cobertura perdieron sus puestos en la radio a la cual estaban vinculados, en medio de acusaciones de represalia por este trabajo.

X