Reflexiones de Martin Baron que nos inspiran a mantener intacta la pasión por el periodismo

Martín Baron. Fotografía de Ricky Carioti/The Washington Post

Uno de los hombres más admirados del periodismo de los Estados Unidos pronunciará el discurso inaugural del Premio y Festival de Periodismo Gabo, este 29 de septiembre, en el Jardín Botánico de Medellín. Se trata del director de The Washington Post Martin Baron, cuya popularidad aumentó con el Oscar que se ganó la película Spotlight en febrero pasado.

Hollywood recrea en ese filme la investigación periodística que Baron lideró entre 2001 y 2002, como director del Boston Globe, y que destapó decenas de casos de pederastia cometidos por la iglesia católica en Boston. Ese trabajo de meses le valió en 2003 un Pulitzer a Baron y a los periodistas de Spotlight, el equipo del Globe especializado en historias de largo aliento.

La conferencia de Martin Baron, al igual que todos los eventos del Festival Gabo, es de entrada libre y gratuita, para asistir sólo es necesario inscribirse en este enlace. Los asistentes al Festival también podrán disfrutar de la proyección de la película Spotlight, el 30 de septiembre a las 6 p.m. en el Salón Restrepo del Jardín Botánico de Medellín.

Baron, a quien sus colegas ya definen como el mejor director de periódicos de los Estados Unidos de todos los tiempos, se han convertido en un verdadero referente para la industria periodística de su país. Hemos recopilado algunas de esas reflexiones para conocer un poco lo que Baron piensa sobre la transformación del periodismo en la era digital y su pasión por este oficio.

Como director del Boston Globe, y presentadas en la película Spotlight, destacamos estas frases de Baron:

  • En lo que ahora estoy más concentrado es en encontrar la manera de hacer este periódico esencial para sus lectores.
  • Personalmente, creo que para que el periódico funcione bien debe trabajar solo (En respuesta al ofrecimiento que le hizo el cardenal de Boston para que el Boston Globe y la Arquidiócesis trabajaran en equipo).
  • Todos ustedes han hecho muy buen trabajo de reportería, reportería que creo tendrá un impacto inmediato y considerable en nuestros lectores. Para mí este tipo de historias (la investigación sobre los sacerdotes pederastas) es la razón por la que nosotros hacemos esto (periodismo).

Discurso pronunciado, en mayo pasado, ante los estudiantes de la Escuela de Comunicación y Periodismo de la Universidad de Temple, en Filadelfia:

  • Muchas veces, solo buscamos respaldar nuestras propias ideas en vez de abrirnos a las ideas de los otros. Muchas veces, estamos más inclinados a hablar y rara vez a escuchar, cuando escuchar es la ruta que nos llevará al aprendizaje. Escuchar se ha convertido en un arte perdido.
  • Hubo un tiempo, no muy lejano, en el que diferíamos de la interpretación de los hechos. Diferíamos del análisis. Diferíamos de las soluciones para nuestros problemas. Pero, básicamente, coincidíamos en cuáles eran los hechos. Hoy, en cambio, muchos se sienten con el derecho de tener sus propias verdades, cuando en realidad se trata de mentiras.
  • Crean en la libertad de expresión no solo para ustedes sino para todos. Respeten la verdad sabiendo que habrá momentos en los que pondrá a prueba sus propias creencias. Racionalidad, incluso, en los momentos de mayor desacuerdo.
  • Si no tienes valores fundamentales estarás perdido. Como quiera que un conjunto de principios servirán de brújula moral.

Discurso, pronunciado en 2015, en la Universidad de California, sobre la transformación del periodismo impreso en la era digital:

  • La transformación, de todas maneras, se va a dar. Y hay una única elección realista posible: debemos hacer lo que tengamos que hacer para adaptarnos e, idealmente, sobrellevar el cambio. O no adaptarnos, y en ese caso estamos eligiendo equivocarnos.
  • Olvidemos la idea, todavía común en las redacciones, que lo que está en la primera página es más importante, tiene más valor y conlleva más prestigio que lo que distribuimos en la web. No es lo más importante. Pero, para ser claros, no es que no sea importante.
  • Una relación simbiótica entre ingenieros y periodistas es esencial para la innovación.
  • El cinismo y el pesimismo no pueden reinar a diario. Necesitamos confianza y entusiasmo, enfocarnos en las posibilidades.
  • Necesitamos ser optimistas. Aquellos que creen que trabajan en vano no tendrán éxito. El éxito va para aquellos que creen que pueden alcanzar sus metas.
  • Las métricas no serán nuestra única guía sobre cómo va nuestro trabajo, -no deberían serlo-, pero serán una guía. Tenemos que prestarles atención.
  • Cada día los mejores editores nos guían para darle coherencia, completitud y sentido a nuestro trabajo. Los mejores reporteros que conozco te dirán, sinceramente, que no trabajan solos, que su trabajo es mucho mejor con la participación de buenos editores.
  • No podemos permitir que en nuestra profesión se atrofien los músculos de la investigación.

Discurso pronunciado en 2014, en la edición número 15 del Simposio Internacional de Periodismo Digital (ISOJ):

  • El punto es que nosotros como industria y profesión somos más resilentes de lo que la gente nos reconoce. Más resilentes de lo que, inclusive, nosotros mismos creemos.
  • Todo el sistema periodístico es más variopinto que antes. Las organizaciones periodísticas de hoy tienen más personalidades distintas. Tienen aproximaciones dispares para informar a los lectores. Hay de lejos menos uniformidad. Nuestro campo es más colorido.
  • Ahora podemos estar seguros que si nuestro periodismo no se conecta con los lectores, espectadores y oyentes, alguien más aparecerá para hacerlo. Solo hay una garantía en nuestro negocio y esa es la competencia. La competencia intensa.
  • Periodistas de generaciones anteriores pueden aprender competencias digitales. Pueden adaptarse. Pueden trabajar duro y, diligentemente, contar historias de manera novedosa. Pueden ser realmente buenos. Pero lo digital no es su idioma nativo. Es como esos inmigrantes que llegan a los Estados Unidos como adultos. Pueden hablar perfecto, incluso un inglés elegante, pero es poco probable que sus acentos desaparezcan.
  • La experimentación actual involucra el fracaso. Requiere que lo intentemos una y otra vez. La gente necesita ser consciente de eso. Y los que estamos experimentando necesitamos no sentirnos avergonzados por eso.

Sobre el Premio y Festival Gabo
Es convocado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética, con inspiración en los ideales y obra de Gabriel García Márquez y en la dinámica de creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia. El Premio y el Festival es posible gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los grupos Bancolombia y SURA con sus filiales en América Latina.

Cómo asistir al Festival Gabo

LATAM, la aerolínea oficial del Festival, tiene 25% de descuento en tiquetes nacionales y 15% en internacionales  para los interesados en asistir al Festival. Los descuentos aplican en rutas cubiertas por Latam. Más información aquí.

Más información para prensa
Andrés Valencia
Jefe de Prensa
Correo: comunicacionespremio@fnpi.org.co / andresvalencia@trebolcomunicaciones.com
Teléfono: +57 300 216 2835

Lizzeth Acosta
Prensa Nacional
Correo: Lizzeth@trebolcomunicaciones.com
Teléfono: +57 313 387 5742

Hernán Mejía
Prensa Local
Correo: hernanmejiajara@gmail.com
Teléfono: +57 310 413 5885

Jessica Arrieta
Prensa Internacional
Correo: jarrieta@fnpi.org
Teléfono: +57 316 640 8792

Hecho con por