Telmary, la juglaresa del Caribe

Telmary quiso ser periodista, pero finalmente encontró en la música el canal perfecto para contar todas esas historias, propias del realismo mágico garciamarquiano, que suceden en su país, cuba.

Aunque se define como poeta y rapera, su música es mucho más amplia. Ella explica que en sus canciones, a diferencia de los raperos norteamericanos, no busca la rima constante, sino que lo que le interesa es la experimentación y la mezcla de ritmos para crear nuevos propuestas. La rumba, la trova, los cantos yorubas se entremezclan con los versos rapeados, dando forma así a unos sonidos únicos y muy interesantes.

Hecho con por